SELECCIÓN DE VERSOS (40 POESÍAS)

POEMAS, POESÍA, COLECCIÓN, ALMA, SELECCIÓN,
Os comparto una selección de cuarenta poemas para el alma pura. Evidentemente es una pequeña colección que se limita al castellano (en su mayoría) y a temas que pueden interesarme. Espero que a ti también te inspiren o te hagan pensar.

ÍNDICE:
1. Antonio Machado: Caminante no hay camino.
2. Jorge Manrique: Coplas por la muerte de su padre.
3. Teresa de Jesús: Vivo sin vivir en mí.
4. Fray Miguel de Guevara: No me mueve.
5. Lope de Vega: Pastor, que con tus silbos amorosos.
6. Teresa de Jesús: Nada te turbe.
7. Francisco de Quevedo: Miré los muros de la patria mía.
8. Gabriel García Tassara: Himno al Mesías.
9. Rubén Darío: Lo fatal.
10. Dámaso Alonso: Insomnio.
11. Antonio Machado: La Saeta.
12. Miguel de Unamuno: El Cristo de Velázquez.
13. Antonio Machado: Anoche cuando dormía.
14. Juan Antonio Cavestany: En el circo romano.
15. Pedro Calderón de la Barca: La vida es sueño.
16. Antonio Machado: El mañana efímero.
17. Salvador Rueda: Lágrimas.
18. Antonio Machado: Poned sobre los campos.
19. Antonio Machado: Soñé a Dios.
20. Antonio Machado: Yo amo a Jesús.
21. Antonio Machado: ¿Dices que nada se crea?
22. Alexis Valdés: Esperanza.
23. Antonio Machado: Nuestro español y Ya hay un español.
24. Antonio Machado: Canciones.
25. Juan Tomás Salvany: La guerra.
26. Francis Jammes: Oración para ir al Paraíso con los burros.
27. Amado Nervo: En paz.
28. Gabriel Concepción Valdez: Plegaria a Dios.
29. Rodolfo de Loyola: La llamaban Casi.
30. Rudyard Kipling: Serás un hombre, hijo mío.
31. Rafael Amor: En el camino aprendí.
32. Charles Chaplin: Cuando me amé de verdad.
33. Gustavo Adolfo Bécquer: Volverán las oscuras golondrinas.
34. Emily Dickinson: El Destino.
35. Amado Nervo: Si Tú me dices ven.
36. Marcos Vidal: Consejo.
37. Hillsong United: Un billón de veces.
38. Tercer Cielo: El último día.
39. Julio Cortazar: Instrucciones para subir una escalera.

40. Martin Niemöller: Primero vinieron.

TEMAS:
En cada poema hago una síntesis del tema que aborda de manera que en esta recopilación podréis hallar fe, amor romántico, amor a Dios, desesperación, humor, sabiduría, sufrimiento humano, salvación, etc.


1. Antonio Machado: Caminante no hay camino.

TEMA: VIDA Y CAMINO

PROVERBIOS Y CANTARES XXIX
Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.


Aquí Joan Manuel Serrat cantando poemas de Machado (una joya):

2. Jorge Manrique: Coplas por la muerte de su padre.

TEMA: MUERTE Y VIDA ETERNA
I
Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando;
cuán presto se va el placer;
cómo después de acordado
da dolor;
cómo a nuestro parecer
cualquiera tiempo pasado
fue mejor.
II
Pues si vemos lo presente
cómo en un punto se es ido
y acabado,
si juzgamos sabiamente,
daremos lo no venido
por pasado.
No se engañe nadie, no,
pensando que ha de durar
lo que espera
más que duró lo que vio,
pues que todo ha de pasar
por tal manera.
III
Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,
que es el morir:
allí van los señoríos,
derechos a se acabar
y consumir;
allí los ríos caudales,
allí los otros medianos
y más chicos;
y llegados, son iguales
los que viven por sus manos
y los ricos.
Los ríos caudalosos...

En este enlace el poema completo: Coplas, Manrique (UV).

3. Teresa de Jesús: Vivo sin vivir en mí.



TEMA: AMOR A DIOS
Vivo sin vivir en mí,
y tan alta vida espero,
que muero porque no muero.

Vivo ya fuera de mí,
después que muero de amor;
porque vivo en el Señor,
que me quiso para sí:
cuando el corazón le di
puso en él este letrero,
que muero porque no muero.

Esta divina prisión,
del amor en que yo vivo,
ha hecho a Dios mi cautivo,
y libre mi corazón;
y causa en mí tal pasión
ver a Dios mi prisionero,
que muero porque no muero.

¡Ay, qué larga es esta vida!
¡Qué duros estos destierros,
esta cárcel, estos hierros
en que el alma está metida!
Sólo esperar la salida
me causa dolor tan fiero,
que muero porque no muero.

¡Ay, qué vida tan amarga
do no se goza el Señor!
Porque si es dulce el amor,
no lo es la esperanza larga:
quíteme Dios esta carga,
más pesada que el acero,
que muero porque no muero.

Sólo con la confianza
vivo de que he de morir,
porque muriendo el vivir
me asegura mi esperanza;
muerte do el vivir se alcanza,
no te tardes, que te espero,
que muero porque no muero.

Mira que el amor es fuerte;
vida, no me seas molesta,
mira que sólo me resta,
para ganarte perderte.
Venga ya la dulce muerte,
el morir venga ligero
que muero porque no muero.

Aquella vida de arriba,
que es la vida verdadera,
hasta que esta vida muera,
no se goza estando viva:
muerte, no me seas esquiva;
viva muriendo primero,
que muero porque no muero.

Vida, ¿qué puedo yo darle
a mi Dios que vive en mí,
si no es el perderte a ti,
para merecer ganarle?
Quiero muriendo alcanzarle,
pues tanto a mi Amado quiero,
que muero porque no muero.



4. Fray Miguel de Guevara: No me mueve.

TEMA: CRUZ, SALVACIÓN, AMOR

No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.
Rubens, La lanzada,















5. Lope de Vega: Pastor, que con tus silbos amorosos.

TEMA: EL CUIDADO DEL PASTOR

Pastor que con tus silbos amorosos
me despertaste del profundo sueño,
Tú que hiciste cayado de ese leño,
en que tiendes los brazos poderosos,

vuelve los ojos a mi fe piadosos,
pues te confieso por mi amor y dueño,
y la palabra de seguirte empeño,
tus dulces silbos y tus pies hermosos.

Oye, pastor, pues por amores mueres,
no te espante el rigor de mis pecados,
pues tan amigo de rendidos eres.

Espera, pues, y escucha mis cuidados,
pero ¿cómo te digo que me esperes,
si estás para esperar los pies clavados?

6. Teresa de Jesús: Nada te turbe.

TEMA: CONFIANZA Y FE
Nada te turbe,
Nada te espante,
Todo se pasa,
Dios no se muda,

La paciencia
Todo lo alcanza;
Quien a Dios tiene
Nada le falta:
Sólo Dios basta.

Eleva el pensamiento,
al cielo sube,
por nada te acongojes,
Nada te turbe.

A Jesucristo sigue
con pecho grande,
y, venga lo que venga,
Nada te espante.

¿Ves la gloria del mundo?
Es gloria vana;
nada tiene de estable,
Todo se pasa.

Aspira a lo celeste,
que siempre dura;
fiel y rico en promesas,
Dios no se muda.

Ámala cual merece
Bondad inmensa;
pero no hay amor fino
Sin la paciencia.

Confianza y fe viva
mantenga el alma,
que quien cree y espera
Todo lo alcanza.

Del infierno acosado
aunque se viere,
burlará sus furores
Quien a Dios tiene.

Vénganle desamparos,
cruces, desgracias;
siendo Dios su tesoro,
Nada le falta.

Id, pues, bienes del mundo;
id, dichas vanas,
aunque todo lo pierda,
Sólo Dios basta.

7. Francisco de Quevedo: Miré los muros de la patria mía.

TEMA: DECADENCIA DE ESPAÑA

Miré los muros de la patria mía,
si un tiempo fuertes ya desmoronados
de la carrera de la edad cansados
por quien caduca ya su valentía.

Salime al campo: vi que el sol bebía
los arroyos del yelo desatados,
y del monte quejosos los ganados
que con sombras hurtó su luz al día.

Entré en mi casa: vi que amancillada
de anciana habitación era despojos,
mi báculo más corvo y menos fuerte.

Vencida de la edad sentí mi espada,
y no hallé cosa en que poner los ojos
que no fuese recuerdo de la muerte.


8. Gabriel García Tassara: Himno al Mesías.

TEMA: CLAMOR, CRISIS DE FE, INCREDULIDAD

Baja otra vez al mundo,
¡Baja otra vez, Mesías!
De nuevo son los días
De tu alta vocación;
Y en su dolor profundo
La humanidad entera
El nuevo oriente espera
De un sol de redención.


Corrieron veinte edades
Desde el supremo día
Que en esa cruz te vía
Morir Jerusalén;
Y nuevas tempestades
Surgieron y bramaron,
De aquellas que asolaron
El primitivo Edén.


De aquellas que le ocultan
Al hombre su camino
Con ciego torbellino
De culpa y expiación;
De aquellas que sepultan
En hondos cautiverios
Cadáveres de imperios
Que fueron y no son.


Sereno está en la esfera
El sol del firmamento;
La tierra en su cimiento
Inconmovible está:
La blanca primavera
Con su gentil abrazo
Fecunda el gran regazo
Que flor y fruto da.


Mas ¡ay! que de las almas
El sol yace eclipsado:
Mas ¡ay! que ha vacilado
El polo de la fe;
Mas ¡ay! que ya tus palmas
Se vuelven at desierto
No crecen, no, en el huerto
Del que tu pueblo fue.


Tiniebla es ya la Europa:
Ella agotó la ciencia,
Maldijo su creencia,
Se apacentó con hiel;
Y rota ya la copa
En que su fe bebía,
Se alzaba y te decía:
«¡Señor! yo soy Luzbel.»


Mas ¡ay! que contra el cielo
No tiene el hombre rayo,
Y en súbito desmayo
Cayó de ayer a hoy;
"Y en son de desconsuelo,
Y en llanto de impotencia,
Hoy dama en tu presencia:
«Señor, tu pueblo soy.»


No es, no, la Roma atea
Que entre aras derrocadas
Despide a carcajadas
Los dioses que se van;
Es la que, humilde rea,
Baja a las catacumbas,
Y palpa entre las tumbas
Los tiempos que vendrán.


Todo, Señor, diciendo
Está los grandes días
De luto y agonías,
De muerte y orfandad;
Que, del pecado horrendo
Envuelta en el sudario,
Pasa por un Calvario
La ciega humanidad.


Baja ¡oh Señor! no en vano
Siglos y siglos vuelan;
Los siglos nos revelan
Con misteriosa luz
El infinito arcano
Y la virtud que encierra,
Trono de cielo y tierra
Tu sacrosanta cruz.


Toda la historia humana
¡Señor! está en tu nombre;
Tú fuiste Dios del hombre,
Dios de la humanidad.
Tu sangre soberana
Es su Calvario eterno;
Tu triunfo del infierno
Es su inmortalidad.


¿Quién dijo, Dios clemente,
Que tú no volverías,
Y a horribles gemonías,
Y a eterna perdición,
Condena a esta doliente
Raza del ser humano
Que espera de tu mano
Su nueva salvación?


Sí, tú vendrás. Vencidos
Serán con nuevo ejemplo
Los que del santo templo
Apartan a tu grey.
Vendrás y confundidos
Caerán con los ateos
Los nuevos fariseos
De la caduca ley.


¿Quién sabe si ahora mismo
Entre alaridos tantos
De tus profetas santos
La voz no suena ya?
Ven, saca del abismo
A un pueblo moribundo;
Luzbel ha vuelto al mundo
Y Dios ¿no volverá?


¡Señor! En tus juicios
La comprensión se abisma;
Mas es siempre la misma
Del Gólgota la voz.
Fatídicos auspicios
Resonarán en vano;
No es el destino humano
La humanidad sin Dios.


Ya pasarán los siglos
De la tremenda prueba;
¡Ya nacerás, luz nueva
De la futura edad!
Ya huiréis ¡negros vestiglos
De los antiguos días!
Ya volverás ¡Mesías!
En gloria y majestad.


9. Rubén Darío: Lo fatal.

TEMA: DESESPERACIÓN, VACÍO, FRUSTRACIÓN

Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo,
y más la piedra dura porque esa ya no siente,
pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo,
ni mayor pesadumbre que la vida consciente.

Ser y no saber nada, y ser sin rumbo cierto,
y el temor de haber sido y un futuro terror...
Y el espanto seguro de estar mañana muerto,
y sufrir por la vida y por la sombra y por

lo que no conocemos y apenas sospechamos,
y la carne que tienta con sus frescos racimos,
y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos,

¡y no saber adónde vamos,
ni de dónde venimos!...


10. Dámaso Alonso: Insomnio.

TEMA: DESESPERACIÓN Y VACÍO EXISTENCIAL


Madrid es una ciudad de más de un millón de cadáveres (según las últimas estadísticas).
A veces en la noche yo me revuelvo y me incorporo en este nicho en el que hace 45 años que me pudro,
y paso largas horas oyendo gemir al huracán, o ladrar los perros, o fluir blandamente la luz de la luna.
Y paso largas horas gimiendo como el huracán, ladrando como un perro enfurecido, fluyendo como la leche de la ubre caliente de una gran vaca amarilla.
Y paso largas horas preguntándole a Dios, preguntándole por qué se pudre lentamente mi alma,
por qué se pudren más de un millón de cadáveres en esta ciudad de Madrid,
por qué mil millones de cadáveres se pudren lentamente en el mundo.
Dime, ¿qué huerto quieres abonar con nuestra podredumbre?
¿Temes que se te sequen los grandes rosales del día, las tristes azucenas letales de tus noches?


11. Antonio Machado: La Saeta.

TEMA: RELIGIOSIDAD, CRÍTICA A ESPAÑA

¡Oh, la saeta, el cantar
al Cristo de los gitanos,
siempre con sangre en las manos,
siempre por desenclavar!
¡Cantar del pueblo andaluz,
que todas las primaveras
anda pidiendo escaleras
para subir a la cruz!
¡Cantar de la tierra mía,
que echa flores
al Jesús de la agonía,
y es la fe de mis mayores!
¡Oh, no eres tú mi cantar!
¡No puedo cantar, ni quiero
a ese Jesús del madero,
sino al que anduvo en el mar!


De nuevo, Serrat lo canta:

12. Miguel de Unamuno: El Cristo de Velázquez.

TEMA: ADORACIÓN, CONTEMPLACIÓN

Unamuno, Cristo de Velázquez,

¿En qué piensas Tú, muerto, Cristo mío?
¿Por qué ese velo de cerrada noche
de tu abundosa cabellera negra
de nazareno cae sobre tu frente?


Miras dentro de Ti, donde está el reino
de Dios; dentro de Ti, donde alborea
el sol eterno de las almas vivas.


Blanco tu cuerpo está como el espejo
del padre de la luz, del sol vivífico;
blanco tu cuerpo al modo de la luna
que muerta ronda en torno de su madre
nuestra cansada vagabunda tierra;
blanco tu cuerpo está como la hostia
del cielo de la noche soberana,
de ese cielo tan negro como el velo
de tu abundosa cabellera negra
de nazareno.Que eres, Cristo, el único
hombre que sucumbió de pleno grado,
triunfador de la muerte, que a la vida
por Ti quedó encumbrada. Desde entonces
por Ti nos vivifica esa tu muerte,
por Ti la muerte se ha hecho nuestra madre,
por Ti la muerte es el amparo dulce
que azucara amargores de la vida;
por Ti, el Hombre muerto que no muere
blanco cual luna de la noche. Es sueño,
Cristo, la vida y es la muerte vela.


Mientras la tierra sueña solitaria,
vela la blanca luna; vela el Hombre
desde su cruz, mientras los hombres sueñan;
vela el Hombre sin sangre, el Hombre blanco
como la luna de la noche negra;
vela el Hombre que dió toda su sangre
por que las gentes sepan que son hombres.


Tú salvaste a la muerte. Abres tus brazos
a la noche, que es negra y muy hermosa,
porque el sol de la vida la ha mirado
con sus ojos de fuego: que a la noche
morena la hizo el sol y tan hermosa.


Y es hermosa la luna solitaria,
la blanca luna en la estrellada noche
negra cual la abundosa cabellera
negra del nazareno. Blanca luna
como el cuerpo del Hombre en cruz, espejo
del sol de vida, del que nunca muere.


Los rayos, Maestro, de tu suave lumbre
nos guían en la noche de este mundo
ungiéndonos con la esperanza recia
de un día eterno. Noche cariñosa,
¡oh noche, madre de los blandos sueños,
madre de la esperanza, dulce Noche,
noche oscura del alma, eres nodriza
de la esperanza en Cristo salvador!


13. Antonio Machado: Anoche cuando dormía.


TEMA: DIOS EN EL CORAZÓN
Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que una fontana fluía
dentro de mi corazón.
Di, ¿por qué acequia escondida,
agua, vienes hasta mí,
manantial de nueva vida
de donde nunca bebí?
Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que una colmena tenía
dentro de mi corazón;
y las doradas abejas
iban fabricando en él,
con las amarguras viejas
blanca cera y dulce miel.
Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que un ardiente sol lucía
dentro de mi corazón.
Era ardiente porque daba
calores de rojo hogar,
y era sol porque alumbraba
y porque hacía llorar.
Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que era Dios lo que tenía
dentro de mi corazón.
14. Juan Antonio Cavestany: En el circo romano.

TEMA: PERSECUCIÓN, MÁRTIRES, AMOR CRISTIANO
Marciano, mal cerradas la heridas
que recibió ayer mismo en el tormento,
presentóse en la arena sostenido
por dos esclavos; vacilante y trémulo.

Causó impresión profunda su presencia.
“¡Muera el cristiano, el incendiario, el pérfido!”
gritó la multitud con un rugido
por lo terrible, semejante al trueno.

Como si aquel insulto hubiera dado
vida de pronto y fuerza al enfermo,
Marciano al escucharlo, irguióse altivo,
desprendióse del brazo de los siervos,
alzó la frente, contempló a la turba
y con raro vigor, firme y sereno
cruzando solo la sangrienta arena,
llegó al pie mismo del estrado regio.

Puede decirse que el valor de un hombre
a más de ochenta mil impuso miedo,
porque la turba al avanzar Marciano
como asustada de él guardo silencio;
llegando a todas partes sus palabras
que resonaron en el circo entero:

-César -le dijo- miente quien afirme
que a Roma he sido yo quien prendió fuego.
Si eso me hace morir, muero inocente
y lo juro ante Dios que me está oyendo.
Pero, si mi delito es ser cristiano,
haces bien en matarme, porque es cierto,
creo en Jesús y practico su doctrina
y la prueba mejor de que en Él creo,
es que en lugar de odiarte ¡te perdono!
y al morir por mi fe, muero contento.

No dijo más, tranquilo y reposado
acabó su discurso, al mismo tiempo
que un enorme león saltaba al circo
la rizada melena sacudiendo.

Avanzaron los dos, uno hacia el otro,
él los brazos cruzados sobre el pecho,
la fiera, echando fuego por los ojos,
y la ancha boca, con delicia abriendo.

Llegaron a encontrarse frente a frente,
se miraron los dos, y hubo un momento
en que el león, turbado parecía,
cual si en presencia de un hombre tan sereno,
rubor sintiera el indomable bruto,
de atacarlo, mirándolo indefenso.

Duró la escena muda, largo rato
pero al cabo, del hijo del desierto
la fiereza venció, lanzó un rugido,
se arrastró lentamente por el suelo
y de un salto cayó sobre su víctima.

En estruendoso aplauso rompió el pueblo.

Brilló la sangre, se empapó la arena
y aún de la lucha en el furor tremendo,
Marciano con un grito de agonía
-Te perdono, Nerón -dijo de nuevo.

Aquel grito fue el último; la zarpa
del feroz animal cortó el aliento
y allí acabó la lucha. Al poco rato
ya no quedaba más de todo aquello
que unos ropajes rotos y esparcidos
sobre un cuerpo también roto y deshecho,
una fiera bebiendo sangre humana
y una plebe frenética aplaudiendo.

persecución, cristianos en el circo,

15. Pedro Calderón de la Barca: La vida es sueño.

TEMA: VIDA, MUERTE, VANIDAD
JORNADA III - ESCENA XIX
Es verdad, pues: reprimamos
esta fiera condición,
esta furia, esta ambición,
por si alguna vez soñamos.
Y sí haremos, pues estamos
en mundo tan singular,
que el vivir sólo es soñar;
y la experiencia me enseña,
que el hombre que vive, sueña
lo que es, hasta despertar.

Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe
y en cenizas le convierte
la muerte (¡desdicha fuerte!):
¡que hay quien intente reinar
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte!

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí,
destas prisiones cargado;
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.
La obra completa en este enlace: La vida es sueño.
16. Antonio Machado: El mañana efímero.

TEMA: CRÍTICA A ESPAÑA, RELIGIOSIDAD, CAMBIO, ESPERANZA
La España de charanga y pandereta,
cerrado y sacristía,
devota de Frascuelo y de María,
de espíritu burlón y alma quieta,
ha de tener su mármol y su día,
su infalible mañana y su poeta.

El vano ayer engendrará un mañana
vacío y por ventura pasajero.
Será un joven lechuzo y tarambana,
un sayón con hechuras de bolero,
a la moda de Francia realista
un poco al uso de París pagano
y al estilo de España especialista
en el vicio al alcance de la mano.

Esa España inferior que ora y bosteza,
vieja y tahúr, zaragatera y triste;
esa España inferior que ora y embiste,
cuando se digna usar la cabeza,
aún tendrá luengo parto de varones
amantes de sagradas tradiciones
y de sagradas formas y maneras;
florecerán las barbas apostólicas,
y otras calvas en otras calaveras
brillarán, venerables y católicas.

El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero,
la sombra de un lechuzo tarambana,
de un sayón con hechuras de bolero;
el vacuo ayer dará un mañana huero.
Como la náusea de un borracho ahíto
de vino malo, un rojo sol corona
de heces turbias las cumbres de granito;
hay un mañana estomagante escrito
en la tarde pragmática y dulzona.

Mas otra España nace,
la España del cincel y de la maza,
con esa eterna juventud que se hace
del pasado macizo de la raza.

Una España implacable y redentora,
España que alborea
con un hacha en la mano vengadora,
España de la rabia y de la idea.

17. Salvador Rueda: Lágrimas.


TEMA: AMOR DE DIOS, DOLOR, SUFRIMIENTO

Una noche, Jesús meditabundo,
-con sus ojos tan grandes y tan tristes-
entre las sombras contemplaba el mundo.
La oscuridad en torno se extendía
como una mancha de carbón;
un inmerso sudario parecía!...

Y al contemplar la ingratitud humana,
más negra que la noche más oscura
y que la niebla espesa,
suspiró con dolor, con amargura.
Inclinó sobre el pecho la cabeza,
y lloró... lloró mucho, lentamente.
Jesús abrió los ojos,
-esos ojos tan grandes y tan tristes-
que parecían llorar eternamente,
y al contemplar la bóveda sombría,
semejante a un oscuro terciopelo,
se secaron sus lágrimas...
había un reguero de estrellas en el cielo... !


18. Antonio Machado: Poned sobre los campos.

TEMA: FE SENCILLA, VIDA PRÁCTICA

PROVERBIOS Y CANTARES XXVI

Poned sobre los campos
un carbonero, un sabio y un poeta.
Veréis cómo el poeta admira y calla,
el sabio mira y piensa...
Seguramente, el carbonero busca
las moras o las setas.
Llevadlos al teatro
y sólo el carbonero no bosteza.
Quien prefiere lo vivo a lo pintado
es el hombre que piensa, canta o sueña.
El carbonero tiene
llena de fantasías la cabeza.

19. Antonio Machado: Soñé a Dios.

TEMA: FE, DIOS, CAMBIO
PROVERBIOS Y CANTARES XXXIII

Soñé a Dios como una fragua
de fuego que ablanda el hierro,
como un forjador de espadas,
como un bruñidor de aceros
que iba firmando en las hojas
de luz: Libertad.—Imperio.

20. Antonio Machado: Yo amo a Jesús.

TEMA: FE, AMOR A DIOS, DESPERTAR

PROVERBIOS Y CANTARES XXXIV

Yo amo a Jesús que nos dijo:
Cielo y Tierra pasarán.
Cuando Cielo y Tierra pasen,
mi palabra quedará.
¿Cuál fue, Jesús, tu palabra?
¿Amor? ¿Perdón? ¿Caridad?
Todas tus palabras fueron
una palabra: Velad.
Como no sabéis la hora
en que os han de despertar,
os despertarán dormidos
si no veláis; despertad.


21. Antonio Machado: ¿Dices que nada se crea?

TEMA: VIDA SENCILLA, ACCIÓN, SERVIR


PROVERBIOS Y CANTARES XXXVII y XXXVIII

¿Dices que nada se crea?
No te importe; con el barro
de la tierra, haz una copa
para que beba tu hermano.

¿Dices que nada se crea?
Alfarero, a tus cacharros.
Haz tu copa, y no te importe
si no puedes hacer barro.


22. Alexis Valdés: Esperanza.

TEMA: ESPERANZA, PANDEMIA, CONFINAMIENTO

Cuando la tormenta pase
Y se amansen los caminos
y seamos sobrevivientes
de un naufragio colectivo.

Con el corazón lloroso
y el destino bendecido
nos sentiremos dichosos
tan sólo por estar vivos.

Y le daremos un abrazo
al primer desconocido
y alabaremos la suerte
de conservar un amigo.

Y entonces recordaremos
todo aquello que perdimos
y de una vez aprenderemos
todo lo que no aprendimos.

Ya no tendremos envidia
pues todos habrán sufrido.
Ya no tendremos desidia
Seremos más compasivos.

Valdrá más lo que es de todos
Que lo jamas conseguido
Seremos más generosos
Y mucho más comprometidos

Entenderemos lo frágil
que significa estar vivos
Sudaremos empatía
por quien está y quien se ha ido.

Extrañaremos al viejo
que pedía un peso en el mercado,
que no supimos su nombre
y siempre estuvo a tu lado.

Y quizás el viejo pobre
era tu Dios disfrazado.
Nunca preguntaste el nombre
porque estabas apurado.

Y todo será un milagro
Y todo será un legado
Y se respetará la vida,
la vida que hemos ganado.

Cuando la tormenta pase
te pido Dios, apenado,
que nos devuelvas mejores,
como nos habías soñado.

En la propia voz de Alexis Valdés:


23. Antonio Machado: Nuestro español y Ya hay un español.

TEMA: CRÍTICA A ESPAÑA, DESILUSIÓN

PROVERBIOS Y CANTARES L

—Nuestro español bosteza.
¿Es hambre? ¿Sueño? ¿Hastío?
Doctor, ¿tendrá el estómago vacío?
—El vacío es más bien en la cabeza.


PROVERBIOS Y CANTARES LIII
Ya hay un español que quiere
vivir y a vivir empieza,
entre una España que muere
y otra España que bosteza.
Españolito que vienes
al mundo, te guarde Dios.
Una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.


24. Antonio Machado: Canciones.

TEMA: BÚSQUEDA, PROVERBIOS, VERDAD

La primavera ha venido.
Nadie sabe cómo ha sido.
***
Entre el vivir y el soñar
hay una tercera cosa:
Adivínala.
***
En mi soledad 
he visto cosas muy claras
que no son verdad.
***
Poned atención:
un corazón solitario
no es un corazón.
***
¿Tu verdad? No, la Verdad
y ven conmigo a buscarla.
La tuya, guárdatela.

25. Juan Tomás Salvany: La guerra.

TEMA: GUERRA, SUFRIMIENTO, FRATERNIDAD

Dos soldados arma en puño,
el uno del otro al lado,
con el pecho atravesado
cayeron sobre un terruño.

-¡Caray que lucha tan fiera!
-¿Fue tu brazo el que me hirió?
-Sí.
-¿Me aborrecías?
-¿Yo?
Ni te conozco siquiera,
¿Y tú?... ¿Me has herido?
-Sí.
-¡A ellos! -el jefe decía-;
y sin mirar lo que hacía
el hierro en tu pecho hundí.
-¡Caray, que lucha tan fiera!
-¡vaya un modo de matarnos!
-¡Nos herimos sin odiarnos!
-¡Sin conocernos siquiera!
-Como me duele esta herida!
-¡Tampoco mi mal se calma!
-¿Me perdonas?
-¡Con el alma!
¿Y tú?
-Yo con alma y vida.
Acércate.
-Será en vano:
estoy tan débil y tan...
-Dame tus brazos.
-Ahí van.
-Soy tu amigo.
-Soy tu hermano.
Tras indecible agonía,
expiraron en un punto,
el uno del otro junto,
murmurando: -¡Madre mía!
De pronto retembló el suelo,
Y un rey, cubierto de gloria,
pasó gritando -¡Victoria!
¡Y Dios!... ¿qué dijo en el cielo?


26. Francis Jammes: Oración para ir al Paraíso con los burros.

TEMA: ETERNIDAD, CIELO, VIDA SENCILLA

Cuando tenga que ir, Dios mío, hacia ti,
(…)
cogeré mi bastón y en marcha me pondré,
y diré a los burros: Amigos míos, yo soy
Francis Jammes que voy al Paraíso,
pues en el país de Dios el infierno no existe.
Les diré: Amigos tiernos del cielo azul, venid,
pobres bestias queridas que con vuestras orejas
espantáis las moscas, los golpes, las abejas…

Que aparezca ante ti en medio de esas bestias
a las que quiero tanto porque bajan la testa
dulcemente, y se paran juntando sus pezuñas
de manera tan dulce que lástima inspiran.
Llegaré precedido por sus miles de orejas,
por los que transportaron en sus flancos serones,
por los que remolcaron carromatos de circo
o carros de chatarra y fúnebres carrozas,
por los que en sus espaldas llevan grandes bidones,
por las burras preñadas como odres, que andan mal,
por aquellos a quienes ponen pantaloncitos
a causa de las llagas azules, supurantes
que les hacen las moscas agrupadas en círculos.
Dios mío, haz que venga con ellos hasta ti.
Haz que en esa quietud nos conduzcan los ángeles
hacia arroyos frondosos donde lisas cerezas
como la riente carne de las muchachas tiemblan,
y haz que, asomado donde moran las almas,
en las divinas aguas sea igual que los burros
reflejando su humilde y apacible pobreza
en la limpidez del amor eterno.
Francis Jammes, Poesía, Poeta, Plegarias,

27. Amado Nervo: En paz.

TEMA: DECISIONES, DESTINO, RESIGNACIÓN

Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida,
porque nunca me diste ni esperanza fallida,
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;

porque veo al final de mi rudo camino
que yo fui el arquitecto de mi propio destino;

que si extraje las mieles o la hiel de las cosas,
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:
cuando planté rosales, coseché siempre rosas.

...Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!

Hallé sin duda largas las noches de mis penas;
mas no me prometiste tan sólo noches buenas;
y en cambio tuve algunas santamente serenas...

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!

28. Gabriel Concepción Valdez: Plegaria a Dios.

TEMA: ALABANZA, HUMILLACIÓN, INJUSTICIA, PERSECUCIÓN

Ser de inmensa bondad, Dios poderoso
A vos acudo en mi dolor vehemente;
Extended vuestro brazo omnipotente,
Rasgad de la calumnia el velo odioso,
Y arrancad este sello ignominioso
Con que el mundo manchar quiere mi frente.

Rey de los reyes, Dios de mis abuelos,
Vos solo sois mi defensor, Dios mío.
Todo lo puede quien al mar sombrío
Olas y peces dio, luz a los cielos,
Fuego al sol, giro al aire, al Norte hielos,
Vida a las plantas, movimiento al río.

Todo lo podéis vos, todo fenece
O se reanima a vuestra voz sagrada:
Fuera de vos Señor, el todo es nada,
Que en la insondable eternidad perece,
Y aún en esa misma nada os obedece,
Pues de ella fue la humanidad creada.

Yo no os puedo engañar, Dios de clemencia
Y pues vuestra eternal sabiduría
Ve al través de mi cuerpo el alma mía
Cual del aire a la clara transparencia,
Estorbad que humillada la inocencia
Bata sus palmas la calumnia impía.

Mas si cuadra a tu suma omnipotencia
Que yo perezca cual malvado impío,
Y que los hombres mi cadáver frío
Ultrajen con maligna complacencia,
Suene tu voz, y acabe mi existencia…
Cúmplase en mí tu voluntad, Dios mío!


29. Rodolfo de Loyola: La llamaban Casi.

TEMA: CONFORMISMO, INDECISIÓN, JUVENTUD, DETERMINACIÓN

Casi mira, casi todo y casi nada.
La llamaban Casi cuando casi andaba, 

y al cumplir los siete Casi fue al colegio, 
pero la maestra casi no enseñaba.

Pues siendo Casi una adolescente, 
casi niña, casi dama, 
encontró a un mozuelo a quien Casi amaba.
Pero un día el muchacho, casi sin mirarla 
dejo a la Casi, casi destrozada.

Y se fue a un convento la buena de Casi, 
queriendo ser santa, y casi fue monja....
Pero un día enterada de que el chico moría, 
se volvió a su casa y cuidó del chico 
casi como de casada.
Y el joven murió casi sin besarla, 
Y Casi fue viuda, al menos en su alma.

Hoy Casi, cansada de su vida extraña, 
casi ni se peina, casi ni se baña, 
y cuentan que de algún modo 
Fue casi todo, sin ser casi nada.

30. Rudyard Kipling: Serás un hombre, hijo mío.

TEMA: CARÁCTER, PATERNIDAD, FORMACIÓN, VALOR

"Si puedes mantener intacta tu firmeza
cuando todos vacilan a tu alrededor
Si cuando todos dudan, fías en tu valor
y al mismo tiempo sabes exaltar su flaqueza

Si sabes esperar y a tu afán poner brida
O blanco de mentiras esgrimir la verdad
O siendo odiado, al odio no le das cabida
y ni ensalzas tu juicio ni ostentas tu bondad

Si sueñas, pero el sueño no se vuelve tu rey
Si piensas y el pensar no mengua tus ardores
Si el triunfo y el desastre no te imponen su ley
y los tratas lo mismo como dos impostores.

Si puedes soportan que tu frase sincera
sea trampa de necios en boca de malvados.
O mirar hecha trizas tu adora quimera
y tornar a forjarla con útiles mellados.

Si todas tu ganancias poniendo en un montón
las arriesgas osado en un golpe de azar
y las pierdes, y luego con bravo corazón
sin hablar de tus perdidas, vuelves a comenzar.

Si puedes mantener en la ruda pelea
alerta el pensamiento y el músculo tirante
para emplearlo cuando en ti todo flaquea
menos la voluntad que te dice adelante.

Si entre la turba das a la virtud abrigo
Si no pueden herirte ni amigo ni enemigo
Si marchando con reyes del orgullo has triunfado
Si eres bueno con todos pero no demasiado

Y si puedes llenar el preciso minuto
en sesenta segundos de un esfuerzo supremo
tuya es la tierra y todo lo que en ella habita
y lo que es más serás hombre hijo mío...."

31. Rafael Amor: En el camino aprendí.

TEMA: SABIDURÍA, HUMILDAD, APRENDER, PROVERBIOS

En el camino aprendí
que llegar a algo no es crecer,
que mirar no es siempre ver,
ni que escuchar es oír,
ni lamentarse sentir,
ni acostumbrarse querer.

En el camino aprendí
que andar solo no es soledad,
que cobardía no es paz,
ni ser feliz, sonreír
y que peor que mentir
es silenciar la verdad.

En el camino aprendí
que la ignorancia no es no saber,
ignorante es ese ser
cuya arrogancia más vil
es de bruto presumir
y no quiere aprender.

En el camino aprendí
que puede un sueño de amor
abrirse como una flor
y como esa flor morir,
y que su breve existir
fue todo aroma y color.

En el camino aprendí
que la humildad no es sumisión,
la humildad es ese don
que se suele confundir.
No es lo mismo ser servil
que ser un buen servidor.

En el camino aprendí
que la ternura no es doblez,
ni vulgar la sencillez,
ni lo solemne verdad;
vi al poderoso mortal
y a tontos con altivez.

En el camino aprendí
que es mala la caridad
del ser humano que da
esperando recibir,
que no hay defecto más ruin
que presumir de bondad.

En el camino aprendí
que en cuestión de conocer,
de razonar y saber,
es importante, entendí,
mucho más que lo que vi,
lo que me queda por ver.


32. Charles Chaplin: Cuando me amé de verdad.

TEMA: AMOR A UNO MISMO, ACEPTACIÓN, VIDA, SABIDURÍA

"Cuando me amé de verdad
comprendí que en cualquier circunstancia,
yo estaba en el lugar correcto, en la hora correcta,
y en el momento exacto, y entonces, pude relajarme.
Hoy sé que eso tiene un nombre… Autoestima

Cuando me amé de verdad,
pude percibir que mi angustia,
y mi sufrimiento emocional, no es sino una señal
de que voy contra mis propias verdades.
Hoy sé que eso es… Autenticidad

Cuando me amé de verdad,
dejé de desear que mi vida fuera diferente,
y comencé a aceptar todo lo que acontece,
y que contribuye a mi crecimiento.
Hoy eso se llama… Madurez

Cuando me amé de verdad,
comencé a percibir que es ofensivo tratar de forzar alguna situación, o persona,
sólo para realizar aquello que deseo, aun sabiendo que no es el momento,
o la persona no está preparada, inclusive yo mismo.
Hoy sé que el nombre de eso es… Respeto

Cuando me amé de verdad,
comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable:
personas, situaciones y cualquier cosa
que me empujara hacia abajo.
De inicio mi razón llamó a esa actitud egoísmo.
Hoy se llama… Amor Propio

Cuando me amé de verdad,
dejé de temer al tiempo libre
y desistí de hacer grandes planes,
abandoné los mega-proyectos de futuro.
Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta,
cuando quiero, y a mi propio ritmo.
Hoy sé que eso es… Simplicidad y Sencillez

Cuando me amé de verdad,
desistí de querer tener siempre la razón,
y así erré menos veces.
Hoy descubrí que eso es… Humildad

Cuando me amé de verdad,
desistí de quedarme reviviendo el pasado,
y preocupándome por el futuro.
Ahora, me mantengo en el presente,
que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez.
Y eso se llama… Plenitud

Cuando me amé de verdad,
percibí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme.
Pero cuando la coloco al servicio de mi corazón,
ella tiene una gran y valioso aliado.
Todo eso es… Saber Vivir

No debemos tener miedo de cuestionarnos,
de hecho hasta los planetas chocan,
y del caos suelen nacer la mayoría de las estrellas."


33. Gustavo Adolfo Bécquer: Volverán las oscuras golondrinas.


TEMA: AMOR, ROMANTICISMO, PASIÓN, DEVOCIÓN

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.
Pero aquellas que el  vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres…
¡esas… no volverán!
Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.
Pero aquellas, cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día…

¡esas… no volverán!
Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.
Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido…; desengáñate,
¡así… no te querrán!
34. Emily Dickinson: El Destino.


TEMA: DESTINO, CIELO, SUEÑO, BÚSQUEDA
Emily Dickinson, Poesía, Destino,


El destino es la casa sin puerta
a la que se entra desde el Sol;
luego, se empuja lejos la escalera,
porque es imposible la evasión.
Es variado, según el sueño
de lo que hacen en el exterior
-donde las ardillas juegan, las bayas se colorean,
y los abetos se inclinan ante Dios-.

35. Amado Nervo: Si Tú me dices ven.

TEMA: RENDICIÓN, ENTREGA, OBEDIENCIA

Si tú me dices «¡ven!», lo dejo todo...
No volveré siquiera la mirada
para mirar a la mujer amada...
Pero dímelo fuerte, de tal modo

que tu voz, como toque de llamada,
vibre hasta el más íntimo recodo
del ser, levante el alma de su lodo
y hiera el corazón como una espada.

Si tú me dices «¡ven!», todo lo dejo.
Llegaré a tu santuario casi viejo,
y al fulgor de la luz crepuscular;
mas he de compensarte mi retardo,
difundiéndome ¡Oh Cristo! ¡como un nardo
de perfume sutil, ante tu altar!

36. Marcos Vidal: Consejo.

TEMA: CONSEJOS, SABIDURÍA, PROVERBIOS 

Bebe el agua que brota de tu propia fuente
y no busques saciarte en otra corriente
que solo traerá tristeza a tu corazón;
No codicies la plata ni la tierra ajena
y no tientes al lobo cuando hay luna llena
porque él no tendrá compasión de ti;
Nunca culpes al cielo de tu situación
ni pretendas ser otro en tu imaginación,
sé más sabio y acepta el molde de tu condición;
Y no entierres la mina que se te entregó,
aprovecha los días que tu Dios te dio
y celebra a cada amanecer del Sol.
No edifiques tu casa sin antes pararte a pensar
si en tu mano tienes suficiente para comenzar
y llegar hasta el final;
No provoques la lucha contra tu enemigo
si no has calculado quién está contigo
y cuantos vendrán a combatirte a ti;
Nunca frunzas el ceño para perdonar
y no tires la piedra en primer lugar,
ni desvíes jamás la vista por decir la verdad;
Prueba a ser más sencillo, mira alrededor,
agradece la lluvia, planta alguna flor,
y pellízcate al sentir la luz del sol.
Y si llegas a tropezar en tu camino,
no escondas la cara, aunque hayas caído,
tendrás que aprender, para recomenzar;
que es mejor ser honesto y empezar de cero,
que urdir un atajo por llegar primero,
y a Dios no podrás engañarle jamás;
Y si buscas primero el Reino de los Cielos
verás añadidos todos tus deseos,
y aún en la noche oscura de tu corazón,
brillarás como el oro puro de verdad,
como el águila en vuelo te remontarás,
volverás a ver brillar la luz del sol.


Ahí va el tema:

37. Hillsong United: Un billón de veces.

TEMA: OBEDIENCIA, SERVICIO, ADORACIÓN, CREACIÓN

En el principio
Dios creador
Antes del tiempo eras tú
En las tinieblas
Tu voz se escuchó
Con ella creaste la luz
Con solo hablar
Creaste las galaxias con tu voz
Y tu aliento a los planetas forma dio
Si los cielos te adoran yo también
Puedo ver tu corazón en la creación
Las estrellas son señales de tu amor
Si la tierra te alaba yo también
Dios de promesas
Tu palabra es fiel
Tus dichos permanecerán
Cuando abres tu boca
La vida y la ciencia
Siempre tu voz seguirán
Con solo hablar
Le diste vida a todo alrededor
Creaste cada especie en su esplendor
Si ellos muestran quién tú eres yo también
Puedo ver tu corazón en la creación
Cada amanecer un lienzo de tu amor
Si los cielos te obedecen yo también
Si los cielos te alaban yo también
Si los montes se arrodillan yo también
Si los mares se someten yo también
Y si todo fue creado para ti yo también
Si los vientos te obedecen yo también
Si las rocas te adoran yo también
Y si aún me queda mucho que expresar
Un billón de veces volveré a cantar
Eres quien salva
Viniste por mí
Peleaste por mi corazón
Allí en el calvario
En la oscuridad
La luz de este mundo murió
Con solo hablar
Disipas mis fracasos y temor
Tú viniste para darme salvación
Si la muerte derrotaste yo también
Tu misericordia veo en la creación
Cada escena pinta un cuadro de tu amor
Si elegiste ser un siervo yo también
Puedo ver tu amor por la humanidad
Cada hijo que viniste a rescatar
Si viviste para amarlos yo también
Como tú lo harías una y otra vez
Pues tu gracia no se puede comprender
Al que se perdió lo buscas otra vez.

Mejor escuchar la canción. Esta es la versión de TWICE:

38. Tercer Cielo: El último día.


TEMA: SABER VIVIR, EL HOY, AMOR, FAMILIA

Como si fuera mi último día
Voy a vivir en la vida, amando sincero
Mostrando a los míos cuanto los quiero.

Como si fuera mi último día
Voy a luchar por mis sueños
Viviendo sin miedo
Y cada minuto, vivirlo intenso.

No voy a esperar hasta mañana, si el presente lo tengo
Como si no hubiese tiempo, Me quedara un momento
Voy a mostrar que te amo, Que estoy contento, que te tengo
Como si tu alegría depende de mí, voy a darlo todo por ti
Y voy a hacerte este día el mejor que pueda vivir.

Como si fura mi último chance para mirarte de nuevo
Haré del momento, el más importante de tu recuerdo.
En el estrés de la vida, Se nos escapan detalles
Que luego más adelante lamentamos olvidarse.

A veces se hace difícil o imposible recuperarse
Como si no hubiese tiempo
Me quedara un momento
Voy a mostrar que te amo
Que estoy contento, que te tengo.

Como si tu alegría depende de mí, voy a darlo todo por ti
Y voy a hacerte este día el mejor que pueda vivir.

Disfrutar todo aquello que Dios me brindo
Mis amigos, familia y amor.

Y voy a hacer este día el mejor que pueda vivir.
Y voy a hacer este día el mejor que pueda vivir.

Aquí Tercer Cielo cantando en vivo:

39. Julio Cortazar: Instrucciones para subir una escalera.


TEMA: HUMOR

Nadie habrá dejado de observar que con frecuencia 
el suelo se pliega de manera tal 
que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, 
conducta que se repite en espiral 
o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables. 

Agachándose y poniendo la mano izquierda en una de las partes verticales, 
y la derecha en la horizontal correspondiente, 
se está en posesión momentánea de un peldaño o escalón.

Cada uno de estos peldaños, 
formados como se ve por dos elementos, 
se sitúa un tanto más arriba y adelante que el anterior, principio que da sentido a la escalera, 
ya que cualquiera otra combinación producirá formas quizá más bellas o pintorescas, 
pero incapaces de trasladar de una planta baja a un primer piso.

Las escaleras se suben de frente, 
pues hacia atrás o de costado resultan particularmente incómodas. 
La actitud natural consiste en mantenerse de pie, 
los brazos colgando sin esfuerzo, 
la cabeza erguida aunque no tanto que los ojos dejen de ver los peldaños inmediatamente superiores al que se pisa, 
y respirando lenta y regularmente. 

Para subir una escalera se comienza 
por levantar esa parte del cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, 
y que salvo excepciones cabe exactamente en el escalón. Puesta en el primer peldaño dicha parte, 
que para abreviar llamaremos pie, 
se recoge la parte equivalente de la izquierda 
(también llamada pie, pero que no ha de confundirse con el pie antes citado), 
y llevándola a la altura del pie, se le hace seguir hasta colocarla en el segundo peldaño, 
con lo cual en éste descansará el pie, y en el primero descansará el pie. 
(Los primeros peldaños son siempre los más difíciles, hasta adquirir la coordinación necesaria. La coincidencia de nombre entre el pie y el pie hace difícil la explicación. Cuídese especialmente de no levantar al mismo tiempo el pie y el pie).

Llegado en esta forma al segundo peldaño, 
basta repetir alternadamente los movimientos hasta encontrarse con el final de la escalera. 
Se sale de ella fácilmente, con un ligero golpe de talón 
que la fija en su sitio, del que no se moverá hasta el momento del descenso.



40. Martin Niemöller: Primero vinieron.


TEMA: HOLOCAUSTO, INDIFERENCIA, EGOÍSMO, PERSECUCIÓN

"Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada".
Martin Niëmoller, Primero vinieron, Poema,
Grabado del poema presentado en el Memorial del Holocausto de Nueva Inglaterra en Boston, Massachusetts.
ÍNDICE DE AUTORES (en orden alfabético):
  • Alexis Valdés (contemporáneo): Poema 23.
  • Amado Nervo (1870-1919): Poemas 27 y 35.
  • Antonio Machado (1875-1939): Poemas 1, 11, 13, 16, 18, 19, 20, 21, 23.
  • Charles Chaplin (1889-1977): Poema 32.
  • Dámaso Alonso (1898-1990): Poema 10.
  • Emily Dickinson (1830-1886): Poema 34.
  • Francis Jammes (1868-1938): Poema 26.
  • Francisco de Quevedo (1580-1645): Poema 7.
  • Fray Miguel de Guevara (1585-1646): Poema 4. 
  • Gabriel Concepción Valdez (1809-1844): Poema 28.
  • Gabriel García Tassara (1817-1875): Poema 8.
  • Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870): Poema 33.
  • Hillsong United (contemporáneos): Poema 37.
  • Jorge Manrique (s.XV): Poema 2.
  • Juan Antonio Cavestany (1861-1924): Poema 14.
  • Juan Tomás Salvany (1839-1911): Poema 25.
  • Julio Cortazar (1914-1984): Poema 39.
  • Lope de Vega (1562-1635): Poema 5.
  • Marcos Vidal (contemoráneo): Poema 36.
  • Martin Niemöller (1892-1984): Poema 40.
  • Miguel de Unamuno (1864-1936): Poema 12.
  • Pedro Calderón de la Barca (1600-1681): Poema 15.
  • Rafael Amor (1948-2019): Poema 31.
  • Rodolfo de Loyola (1928-2001): Poema 29.
  • Rubén Darío (1867-1916): Poema 9.
  • Rudyard Kipling (1865-1936): Poema 30.
  • Salvador Rueda (1857-1933): Poema 17.
  • Tercer Cielo (contemporáneos): Poema 38.
  • Teresa de Jesús (1515-1582): Poemas 3 y 6.

Comentarios

Entradas populares

Un homenaje de despedida al amado pastor Manolo Ogando

Soliloquios #5

Soliloquios #1