Entradas

Poema: Soy Deudor

Imagen
Poema: Soy deudor   Deudor me siento, deudor me hallo y, aunque no lo sintiera, soy deudor como Pablo. Que el gran problema es no saberlo. Pero yo lo sé por Cristo, que me lo ha revelado. Deudor a ti Jesús, y en ti deudor a los hombres también, pues ellos son objetos de tu amor y cuando amarte quiero Tú me dices como a Pedro: ¿Me amas, hijo? ¡Señor, sabes que te quiero! Pues ámalos a ellos. Deudor, porque te debo todo. Tú me creaste, Tú me guardaste, por mí dejaste el trono y a sufrir viniste, empeñado en salvar a la oveja cien. Deudor, porque mueres, deudor, cuando resucitas y más aún cuando decides enviar al Santo Espíritu y con Él Tú mismo darte. Deudor, porque vives en mí y me soportas y me amigas, longánime perdonas y paciente me educas. Cuando pienso en pagar mi deuda, librarme de la misma no quiero, y a la vez en tal labor me empeño. Que servirte, agradarte y hablar de Ti es porque soy deudor y a otros quiero hacer deudores también. Una eternidad a tus pies y te seguiré debiendo

5 Consejos para mantener relaciones saludables

Imagen
5 Consejos para mantener relaciones saludables Mi esposa Vanessa y yo hemos cumplido veinticinco años casados y treinta como pareja. ¿Cómo hemos logrado mantener nuestra relación? Y lo que es más importante, ¿cómo hemos llegado a mantener nuestra relación saludable?   No ha sido fácil. La clave es ser cristianos en nuestra relación : perdonarnos, valorar al otro, ser agradecidos, entregarnos en amor… En definitiva, hacer caso a lo que se nos exhorta en Colosenses 3, 13 y 14: “Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto ”.   Podemos aplicar este tema no solo a las relaciones de pareja, también a las de amistad, o como hermanos, como familia, y hasta laborales…   Somos complicados Qué difíciles son las relaciones… ¿Por qué? Porque los seres humanos somos muy complicados. Dice la psicóloga Valeria Sabater q

Derrotemos a Amalec

Imagen
  Derrotemos a Amalec ¿Qué representa Amalec en la Biblia y cómo vencerlo? Amalec 1 es un pueblo recordado como los más odiados de los enemigos de Israel, tradicionalmente considerados los más feroces de las tribus beduinas. Su nombre significa (belicoso). Aquí tienes en vídeo la enseñanza: Y aquí en audio, en dos reuniones en APR Granada: Parte 1: Y Parte 2: Y la enseñanza por escrito: El origen de Amalec Según Génesis 36:9-12 2 , el padre de los amalecitas, de quien toma nombre la tribu, nace de los lomos de Esaú, de hecho, fruto de la unión de Elifaz, hijo de Esaú, con una concubina llamada Timna. Ahora bien, a sí como vemos en la Biblia linajes piadosos , en los que opera una unción divina, que fueron hijos de Dios y le sirvieron, también encontramos la triste realidad de pueblos que parecían tener un ánimo hostil contra Dios y su propósito . Es como si cargasen una maldición generacional o una unción diabólica. Este fue el denominador común de las acciones de Amalec. Al seguir la

Cuento 'El Viaje de la Verdad'

Imagen
Cuento: El viaje de la Verdad   Hubo un día cuando la Humildad, la Obediencia y la Verdad tuvieron que hacer un largo viaje a pie por una inhóspita región. Debían llegar con la luz del sol, pero por dificultades del camino y lo lento que avanzaban, avistaron ya de noche su destino, preguntándose si alguien a esas horas les recibiría.   Por fin en la aldea, llamaron a la primera puerta. Tardaron en abrirles.   —Somos Obediencia, Verdad, y yo, quien le habla, me llamo Humildad. Pertenecemos a esta aldea, aunque hemos vivido fuera muchos años. Debemos dormir aquí. ¿Tendrán posada para estos tres cansados peregrinos?   El hijo de Adán, de pie ante ellos, los miró con desdén, inspeccionando su apariencia. Tras unos incómodos segundos, preguntó:   —¿Y cuánto pueden pagarme?   Obediencia tocó una bolsa de monedas atada a su cintura y respondió.   —La verdad es que vamos a tener que posar aquí una temporada y debemos racionar nuestros recursos. ¿Usted, cuánto nos cobraría?   —¡Si es más de un