Entradas

Los canteranos de Dios

Imagen
Los canteranos de Dios Isaías 51:1-3 Oídme, los que seguís la justicia, los que buscáis a Jehová. Mirad a la piedra de donde fuisteis cortados, y al hueco de la cantera de donde fuisteis arrancados. 2 Mirad a Abraham vuestro padre, y a Sara que os dio a luz; porque cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije y lo multipliqué. 3 Ciertamente consolará Jehová a Sion; consolará todas sus soledades, y cambiará su desierto en paraíso, y su soledad en huerto de Jehová; se hallará en ella alegría y gozo, alabanza y voces de canto. Y luego estaremos en Génesis 17, 18, 19 y 20

Transeuntismo en las congregaciones evangélicas

Imagen
Soliloquios Transeúntes en las congregaciones evangélicas   Si piensas cambiar de congregación déjame sugerirte cuándo es imprescindible y cuándo desaconsejable buscar un nuevo lugar.   El fenómeno del transeuntismo en las iglesias es tan antiguo como la existencia de la misma Iglesia . Por lo tanto, no es algo que nos deba alarmar ni extrañar . Sin embargo, me siento animado a dedicar mi soliloquio de esta semana entendiendo que hablo de movimientos incorrectos de una congregación a otra y a cómo prevenirlos o, por qué no, evitarlos . Ante todo, debo dejar claro que me distancio de cualquier legalismo en esto de poder o no cambiar de iglesia . Pongamos la base común de que Dios puede, legítimamente, trasplantar a una oveja o familia de una iglesia a otra, sin perjuicio de que haya movimientos que no son guiados por el Espíritu del Señor, aunque nosotros se los atribuyamos. Pero en esto, como en tantas otras prácticas eclesiales, debemos huir del extremo de violentar la conciencia d

Soliloquios #54

Imagen
Criar hijos adolescentes y no morir en el intento SOLILOQUIOS   Cómo criar adolescentes sin morir en el intento Educar adolescentes es como trabajar con un material peligroso, altamente inflamable. Actualmente, en el momento de escribir este artículo, soy padre de dos adolescentes (quince y diecisiete años) y he criado a dos hijos más que ya son adultos (veintidós y veinte) y seguimos vivos emocional y mentalmente, contra todo pronóstico.   Más allá de las bromas, sin lamentar víctimas mortales, es inevitable que nuestros hijos pasen por esa turbulenta edad y se hagan mayores, pero una cosa es sobrevivir a un adolescente (o a cuatro en nuestro caso) y otra muy distinta la certeza de que hemos acabado de educar a una buena persona, autónoma, sana y provechosa. Y no que dejamos, por el contrario, un monstruito suelto en el mundo que a la primera de cambio (a modo gremlin) deja de ser un oso amoroso para convertirse en una fuerza destructiva, egoísta e insensible.   Criar adolescentes e

No desperdicies tu vida

Imagen
NO DESPERDICIES TU VIDA Un mensaje en el que aprenderemos de la historia del rey Ezequías a no desperdiciar nuestros días en la tierra. TEXTOS: 2 Crónicas 32:24-25. Isaías 38:1-8. 1º ANDA HUMILDEMENTE (Isaías 38:15) Hizo lo contrario: Isa. 49:1-4 + 2 Crónicas 32:31. 1 Corintios 15:10. 2º VIVE EN GRATITUD (Isaías 38:18-19) 3º CUIDA A TUS HIJOS (Isaías 38:19) Suicidio generacional: Isa. 39:8. Hebreos 5:4-10 4º ESPERA SU VERDAD (Isaías 38:18) 5º ORDENA TU CASA (Isaías 38:1) 6º CONGRÉGATE PARA ADORAR CON TUS HERMANOS (Isaías 38:20) 7º CUIDA LOS TESOROS (Isaías 39:2 y 4. Para terminar recordamos la palabra de pr Radhamés sobre cuidar los tesoros: https://youtu.be/32UTYcoJ4lk En resumen: NO DESPERDICIES TU VIDA 1º ANDA HUMILDEMENTE (Isa 38:15) 2º VIVE EN GRATITUD (Isa 38:18-19) 3º CUIDA A TUS HIJOS (Isa 38:19) 4º ESPERA SU VERDAD (Isaías 38:18) 5º ORDENA TU CASA (Isa 38:1) 6º CONGRÉGATE PARA ADORAR CON TUS HERMANOS (Isa 38:20) 7º CUIDA LOS TESOROS (Isa 39:2 y 4)

Poema: Mi Cantar de los Cantares

Imagen
 Poema: No digas nada No digas nada… No hace falta. Deja que nuestros cuerpos hablen y giman trémulos. ¿Para qué romper el silencio con vanas palabras? Si ya mis suspiros, tus suspiros, dicen mucho, se hacen eco… Hablemos con el tacto, bebamos del río salado del deseo, rompamos el encierro del asfalto con pasión, con amor… ¿Lograrán mil vocablos decir más que tu mirada? ¿O qué lexema podría resumir el grito de mis manos firmes en tu seno? El silencio es nuestro. Nos envuelve, nos ampara y devuelve la paz a nuestro mundo. ¿Has pensado en lo corto que es el lenguaje frente a los sentimientos? Emoción, ilusión, imaginación… placer, arte, inspiración, ¿cómo pueden articularse sin restar fuerza al alma? Porque somos esencia que siente, que respira y tiembla; que teme, que añora, que duda, duele y sueña… Por eso, callemos las palabras y digamos los anhelos enrollando nuestros extremos en un arabesco sin fin de sonrisas y “te quieros”. Piérdete en mí, mientras yo me hallo en ti, que no logro