Entradas

Poema: De la barraca al río

Imagen
Una poesía que pretende ser un guiño a mi tierra, con cosas que podían haberse vivido en cualquier barraca de Murcia en el siglo XIX. Costumbrismo de la huerta con notas trágicas y alegres. No apta para legalistas (amigos de fariseos).   POEMA: DE LA BARRACA AL RÍO   Llevando su carga andaba un pobre labradorcico. Por no tener no tenía ni un triste borriquito.   Patatas, puerros, bajocas en una saca metidos y el lomo doblado de peso con el pan para sus hijos.   Llegando el hombre a su puerta le sale a recibir la Lola y como pronto ya anochece lo abraza y no abre su boca.   Recoge la poca siega y se mete dentro de casa, el agua hierve en la leña el hambre ruge en la panza.   Los cinco hijos esperan cerca del hogar tapados, el de cuna desespera porque no lo amamantaron.   Los mayores pelan habas, el padre, mientras, se asea, la Lola calma al pequeño y los otros ponen la mesa.   -Ay, virgencica nuestra -reza el Paco ya sentados-, que abran pronto la escuela; Padre, que das la lluvia, grac

Poema: Simplemente gracias

Imagen
Poema: Simplemente gracias   Ayer me dijiste “te quiero” y yo te respondí “gracias”. Entonces, me preguntaste que por qué decía “gracias”, que no hay que dar gracias, porque el amor no es un favor. Y tienes razón... Pero lo que yo te quería decir es gracias por tantos momentos vividos, gracias por ser la madre de mis hijos, gracias por soportarme, gracias por amar a Dios más que a mí, gracias por dejar que vea desnuda tu alma, gracias por soñar a mi lado y ayudarme a despertar de mis sueños. Gracias por ser, a la vez, vigía y torre, faro y barco que surca la noche, río inquieto o fuente de paz (acompasando bien el momento), joven como brote tierno y sabia cual cedro viejo... Gracias por esa incansable lucha en pos de ser mejor y de que seamos mejores; y por cocinar los más ricos platos y dejar la casa con deliciosos olores; por revestirte de fuerza y re-vestirme cuando me combino de pena. Gracias por odiar que me conforme, que me acomode, que no me atreva... Y saber ir al lado, adelant

Cuento: Neus y el Museo de Intangibles

Imagen
Cuento: Neus y el Museo de Intangibles   En el Museo de las Obras Invisibles tocaba motivos religiosos. Era costumbre llenar los novecientos metros cuadrados de museo con obras relacionadas con la Biblia en cada Semana Santa. Los visitantes que entraban a las veintidós salas tenían butacas en las que sentarse y ver, con los ojos de la imaginación, la creación invisible de los mejores autores de este género.   Solo una cinta dividía la sala en dos. Butacas de un lado y escultura intangible del otro. Un cartelito a mitad de la cinta anunciaba el título de la obra: Moisés abre el Mar Rojo con la vara ; Elías clama por fuego del cielo ; David lanza la piedra a Goliat ; Los hebreos ven caer maná del cielo ; Un ángel anuncia el bebé a María ; etcétera.   El acceso estaba limitado a unos cien visitantes y la empresa gestora del curioso museo tenía, como es comprensible, reservado el derecho de admisión. En la taquilla advertían de que, “Solo los muy visionarios pueden apreciar el tesoro que d

Peregrinos y extranjeros (Agua Viva)

Imagen
Como los recabitas, aprendamos a vivir en tiendas. A vivir de una forma sencilla. A darle valor a lo que realmente tiene valor. No estoy diciendo por eso que no puedas tener una hipoteca, una casa, una empresa, un dinero en el banco… Pero tu corazón no puede estar ahí. Todo eso tienes que administrarlo entendiendo que es de Dios y que por encima de todo le sirves al Señor.     El Señor nos llama en su palabra “peregrinos y extranjeros”. Porque no somos de esta tierra, somos de otra tierra.  

Buscadores inconformistas (Agua Viva)

Imagen
Algunos síntomas de ser buscadores inconformistas son el hambre de más de Dios, aborrecer la mediocridad, un deseo de perfección, entendida como madurez, o la dependencia del Espíritu . Deseo que este programa pueda ser una vacuna contra la tibieza espiritual y el conformismo.