Armas forjadas



Un mensaje de 2016 en el que aprendimos sobre el trato del Señor con nosotros ya que Él es el Gran Herrero. No puedes comprar carácter. No puedes apresurar el carácter. No puedes inventarlo. No se forma mientras uno está acostado en la arena de la playa o planeando el camino hacia la cima. Se forma a través de la perseverancia, que implica afrontar diferentes formas de dificultad.

Comentarios

Entradas populares

Venciendo a Madián

Los nombres de Dios en la Biblia (ordenados por orden de aparición)