Contando lo incontable

Contando lo incontable
Cuenta las estrellas, si puedes. Cuenta la arena del mar, si puedes. ¡Claro que no podemos! Ni podía Abraham. Pero cuando Dios le anima a hacerlo es solo para recordarle cuán grande es Él y lo pequeño que es el hombre. 


Un mensaje de fe que nos fortalecerá en esta oscura hora.

Comentarios

Entradas populares

Un homenaje de despedida al amado pastor Manolo Ogando

Soliloquios #5

Soliloquios #1