Atrévete y salta


Atrévete y salta 

 

1. Jesús anda sobre el mar”, es el título de la porción. Yo le agregaría un subtítulo: “Y Pedro también”. 

2. Mateo 14:22-31. 

22 En seguida Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud.  

23 Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo.  

24 Y ya la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era contrario. 

25 Mas a la cuarta vigilia de la noche (entre las 3 y las 6 de la madrugada), Jesús vino a ellos andando sobre el mar.  

26 Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma! Y dieron voces de miedo.  

27 Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis!  

28 Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. 

29 Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. 

30 Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame!  

31 Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?  

 

Jesús esperó hasta la cuarta vigilia para ir y ayudarlos. ¿Sabes qué significa eso? Que el Señor fue entre las 3 y 6 de la mañana. Esto quiere decir que los discípulos estuvieron luchando contra el mar embravecido entre 9 y 12.  

 

3. Lo primero que hay que tener en cuenta es cómo estaba el mar: Pedro sabía nadar. Estaría sumamente revuelto. 

 

4. Lo segundo es que no estaban cerca de la barca. Ningún compañero le pudo ayudar ni llegó por su propio pie. Solo Jesús lo pudo salvar. Anduvo unos buenos pasos de ida a Jesús solo; y luego de regreso a la barca de la mano de Jesús. 

 

5. ¿Qué mueve a Pedro a decir, “Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas”? Mateo 14:28. 

 

SEGÚN MI PUNTO DE VISTA, VARIAS COSAS: 

  • Uno: Quería comprobar que era Jesús y, tal y como estaba el mar, tomó un riesgo por hacerlo. Era Jesús o podía morir. Un fantasma no te puede rescatar. 

  • Dos: quería experimentar de nuevo el poder de Jesús. 

  • Tres: Su lógica era, si Jesús lo hace, y yo soy su aprendiz, debo intentarlo, estoy llamado a hacerlo también. 

 

6. VOY A HABLAR EN PRIMER LUGAR SOBRE EL ATREVIMIENTO: 

 

En esta historia aprendemos sobre la virtud de ponernos en situación de riesgo y perder nuestra amada seguridad. 

 

¿Por qué arriesgarnos en esta vida? ¿Por qué perder nuestra valiosa seguridad? ¿Merece la pena? ¿Por qué lo haría cualquier persona razonable 

 

Ahí va mi respuesta. Por: 

 

  • Creer al Señor. La fe sin obras es muerta. Sin fe es imposible agradar a Dios. Hemos de accionar la fe y tomar riesgos… En el ámbito de lo natural primero veo y luego creo. En el ámbito de Dios, primero creo y luego veo. 

(MI EXPERIENCIA CON DANI, EN BOLIVIA) 

 

  • Conocer más al SeñorEstas experiencias, como lo de Pedro, te permiten conocer más al Señor. Ves su fidelidad. Ves su provisión. Ves su poder.  

(MI EXPERIENCIA DE DAR TODO; MI EXPERIENCIA DE DEJAR TODO E IR A BOLIVIA) 

 

  • Hacer lo mismo que el SeñorJesús ha querido que nosotros hagamos las mismas cosas que hizo Él. No dijo, esto que yo he hecho está reservado solo para mí. No puso límites a nuestra fe. Dijo: con un poco de fe moveréis montañas. Dijo: lo que yo he hecho, lo haréis vosotros también y aún cosas mayores 

(CUANDO ME MANDÓ ORAR POR EL CIELO, QUE SE ABRIERA EN ÁGUILAS; O EN EL MONTE DEL GOZO CON BERNABÉ Y FERNANDO) 

 

  • Acceder a la dimensión de lo sobrenatural. Todos nosotros necesitamos ser marcados por lo sobrenatural. Aunque nuestra fe no descanse en milagros, sin embargo, nos ayudan a creer. 

(POR EJEMPLO: SANÓ MI VISTA; SANO A MI HIJA; LOS 23 VIAJES Y VENDRÁ UN CAMBIO A VUESTRAS VIDAS; MUCHAS VECES NOS HA PROVISTO -EN LA COLA DEL SÚPER-; SANÓ A UNA MUJER SORDA DE UN OÍDO; ME HA HABLADO PROFÉTICAMENTE DE COSAS QUE SOLO SABEMOS ÉL Y YO; Y ASÍ PODRÍA SEGUIR) 

 

PERO PARA ACCEDER A LO SOBRENATURAL, HACER LO MISMO QUE JESÚS, CONOCER AL SEÑOR MÁS O ACTIVAR NUESTRA FE DEBEMOS ATREVERNOS Y TOMAR RIESGOS COMO LO HIZO PEDRO.  

 

7. Ahora bien, Pedro descubrió que para moverse en lo sobrenatural no estamos llamados a hacerlo solos, sino de la mano del Espíritu. 

 

TE LO QUIERO ILUSTRAR CON LA PELÍCULA JUMPER (QUE TIENE MUCHO QUE VER CON EL TÍTULO DE ESTE MENSAJE: ATRÉVETE Y SALTA). 

 

Película Jumper (saltador) 

 

Jumper es una película de 2008 basada en la novela homónima de Steven Gould, dirigida por Doug Liman y protagonizada por Hayden Christensen, Jamie Bell, Rachel Bilson y Samuel L. Jackson. 

 

Es una película que nos muestra la habilidad sobrenatural para dar saltos a otros lugares. Además, los jumper pueden teletransportar a los que agarran de la mano. Solo que con cables eléctricos pueden impedir que salten. 

 

8. PASO A HABLAR AHORA SOBRE EL SALTAR (LA SEGUNDA PARTE DE ATRÉVETE Y SALTA, YA QUE PEDRO SE ATREVIÓ Y SALTÓ DE LA BARCA). 

 

Pedro se convirtió en un saltador. Y siguió saltando: predicar en Pentecostés, el cojo, salir de la cárcel milagrosamente, Resurrección de DorcasETC.  

 

POR ESO, PARA IR A CASA DE CORNELIO EL SEÑOR BUSCÓ A UN SALTADOR.  

 

Es más, ayudó a otros a atraverse y dar el salto. Por ejemplo: En el concilio de Jerusalén ayudó a creer a los religiosos o los más cerrados. 

 

9. Pero su cable eléctrico fue la religiosidad:  

 

La religiosidad y el legalismo nos mata la capacidad de saltar (el problema en Antioquia contado en Gálatas). 

 

Yo no quiero estar atado por algún cable de manera que no pueda saltar con el Señor. Hay cristianos atados, incapaces de moverse en lo sobrenatural; ya no saltan. Que no nos suceda a nosotros. 

 

10. Testimonio de Rocío.  

 

Solo te queremos enseñar de la mano de Jesús. Con el cuidado y el orden debido. 

 

11. MÁS CABLES: 

 

Otro cable pude ser la incredulidad; otro cable el temor; o la vergüenza; o el amor a tu barca de seguridad y de confort… 

 

12. MUCHOS ESTAMOS SEGUROS EN NUESTRA BARCA: 

 

Llama la atención que ningún otro discípulo se lanzó a probar andar sobre el mar. Pero el Señor sabe que casi nunca saltamos de la barca. Nos tiene que romper el nido como mamá Águila, para enseñarnos a volar. 

 

LO CONOCIDO; LA RELIGIÓN; Quizás tu barca se llama: quedar bien con gente; razón y lógica; ciencia; teología… 

 

13. Dios nos está llamando también a nosotros a liberarnos de los cables y atrevernos a dar el salto.  

 

Yo he dado el salto: con estas aperturas; orando para resurrección; atreviéndome a dar una palabra a alguien… Pero sé que hay muchos saltos que me esperan aún. 

 

14. ¿Te vas a quedar en tu barca de confort? ¿Lo conocido? ¿Lo seguro? 

 

Para comenzar con Jesús hay que romper miedos. ¡Pero has la prueba! 

 

Yo dije: he probado tantas cosas ¿Por qué no? 

 

15. Da el paso hoy. 

 

Un llamado a venir al frente. 

Comentarios

Entradas populares

Venciendo a Madián

Los nombres de Dios en la Biblia (ordenados por orden de aparición)