Hambre


 

1ª Pedro 2:2 "Desead como niños recién nacidos la leche espiritual no adulterada de la palabra para que por ella crezcáis para salvación". 

Cuando el bebé está en el vientre de la madre, cuando aún no ha nacido, se alimenta a través del cordón umbilical. No sabe lo que es el hambre, porque está constantemente conectado a la fuente de su vida, de su oxígeno y de su alimento. Se alimenta a través del cordón umbilical, pero cuando nace, al poco tiempo, a los segundos, descubre una sensación nueva: es una mezcla de una especie de dolor y desasosiego. Coincidiendo con esa sensación de hambre recién estrenada, algo sucede en el cuerpo de la madre, y es que se activan todos los mecanismos necesarios para que ahora esa mujer produzca leche. Maravilla de la naturaleza esto que Dios ha dejado de amamantar. Hay enseñanzas para nosotros también en lo espiritual.

Comentarios

Entradas populares

Venciendo a Madián

Los nombres de Dios en la Biblia (ordenados por orden de aparición)