Deseo que seas prosperado

Es el deseo de Dios, nuestro Padre, vernos prosperar en todo. La pregunta sería doble: ¿Qué es para Dios prosperidad? y

¿De qué forma podemos prosperar?

VÍDEO

1- LA PROSPERIDAD ESTÁ LIGADA A LA PALABRA DE DIOS: 

MEDITAR, DELEITARNOS, OBEDECER, CONFESAR, DEJAR QUE NOS ENSEÑE Y GOBIERNE.

La gente pobre tiene una televisión gigante. La gente rica tiene una gran librería. Jim Rohn Salmos 1:2-3 Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará. Josué 1:7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. Josué 1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Deuteronomio 29:9 Guardaréis, pues, las palabras de este pacto, y las pondréis por obra, para que prosperéis en todo lo que hiciereis.

2- LA PROSPERIDAD INTERIOR VA PRIMERO: CUIDAR EL ALMA. 3 Juan 1:2 Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.

3- LA PROSPERIDAD ESTÁ RELACIONADA CON GENEROSIDAD (ES PARA SERVIR Y BENDECIR). Quien aporta abundancia a otros seres forja su propia prosperidad. Lao Tsé. Proverbios 11:25 El alma generosa será prosperada; Y el que saciare, él también será saciado.

4- LA PROSPERIDAD ESTÁ RELACIONADA CON LA DILIGENCIA. Proverbios 13:4 El alma del perezoso desea, y nada alcanza; Mas el alma de los diligentes será prosperada. Isaías 3:10 Decid al justo que le irá bien, porque comerá de los frutos de sus manos. Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino quienes no sepan aprender, desaprender y reaprender. Alvin Toffler.

5- NO BUSCAMOS LA PROSPERIDAD, SINO QUE BUSCAMOS EL PROPÓSITO DE DIOS. Isaías 53:10 Pero quiso el Señor quebrantarle, sometiéndole a padecimiento. Cuando Él se entregue a sí mismo como ofrenda de expiación, verá a su descendencia, prolongará sus días, y la voluntad del Señor en su mano prosperará.

Comentarios

Entradas populares

Venciendo a Madián

Un homenaje de despedida al amado pastor Manolo Ogando