Poema: La Tierra se respeta

Erupción La Palma






Poema: La Tierra se respeta

La Tierra está viva. La Tierra se respeta.

Cuando quiere, ella avanza. 

Crece, muta, despierta, se despereza.

Y es tanta su grandeza que bosteza:

¡Fuego! 

Gime; escupe; 

rojo y luego negro.

¡Hambre eterna!

Devora todo a su paso. 

Ni el mar la amedrenta.


La Tierra está viva. La Tierra se respeta.

Cuando no se respeta, la Tierra se rebela.

¡Cuánta sed de paz y justicia!

¿Puedes oír su rugir? 

¿Sentir su voz?


Llamando al Creador, la Tierra espera.

Aguarda impaciente el día de libertad.

Y como la Humanidad no la entienda

su redención llegará

a la final trompeta.


La Tierra tiene vida. No habla, mas quisiera.

Está de parto y clama cambio.

Grita de dolor y de vieja.

Se ahoga por arriba, se envenena por abajo.

Entre el cielo y la piedra, 

muy despacio, ella repta.


La factura de nuestras máquinas,

siembras monstruosas 

de décadas y décadas,

no quedarán sin pago.

Poco a poco, habrá cosecha.


Que todos los mirlos, los lirios,

los cedros, los ciervos

los virus, reptiles,

insectos y seres marinos,

moluscos, crustáceos, 

bestias y bacterias,

que todo lo verde, lo creado,

lo que respira y se mueve, 

vive o da vida,

miren juntos hacia arriba

y sueñen con un mañana

donde cese la violencia.


En Murcia, a 18 de octubre de 2021.

Comentarios

Entradas populares

Venciendo a Madián

Los nombres de Dios en la Biblia (ordenados por orden de aparición)