Haz planes que honren al Señor


Lo que es importante no sale si no se planea bien. Piensa en un aniversario…

Todos los que honraron a Dios en sus planes fueron recompensados: 

David quiso hacer casa. Luego planificó ofrenda, planos, lugar, etc.  

El error de Vasti fue hacer planes para ella, que no honraban al rey. Ester planificó su petición, honrando al rey. 

Es muy bonito lo espontáneo, pero lo importante se planifica: 

Tus estudios.

Tu boda.

Tu empresa.

Tus vacaciones.  

Tu jubilación.

Si Dios planeó nuestra salvación, ¿será demasiado que nosotros planeemos nuestra adoración? 

- Haz planes para reunirte regularmente.

- Planifica tu economía para honrar a Dios.

- Haz planes para servir al Señor y evangelizar.

- Planes para las amistades que sean de bendición a nosotros y nuestros hijos.

- Planifica tu vida de oración y lectura de la palabra y planea una buena cita con Jesús.

- Planifica tu eternidad.

Haz planes que honren al Señor y deja que sus planes se hagan realidad. Jeremías 29:11

Porque yo sé los planes que tengo para vosotros » —declara el Señor — «planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza. 

Jeremías 29:11

Comentarios

Entradas populares

Venciendo a Madián

Los nombres de Dios en la Biblia (ordenados por orden de aparición)