Admnistradores de Dios (N. C. #4)

Administradores de Dios
Nuevos Creyentes #4

ADMINISTRADORES DE DIOS

1_ADMINISTRADOR

Todos los creyentes lo somos de los misterios y los dones de Dios.

1ª Corintios 4:1-2: Que todo hombre nos considere de esta manera: como servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios. (2) Ahora bien, además se requiere de los administradores que cada uno sea hallado fiel.

1.1_JESUCRISTO ES SEÑOR Y DUEÑO DE TODO

Es Señor de lo que somos y tenemos porque:

a_Nos creó
Colosenses 1:16-18: Porque en Él fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la Tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de Él y para Él. (17) Y Él es antes de todas las cosas, y en Él todas las cosas permanecen. (18) El es también la cabeza del cuerpo que es la iglesia; y Él es el principio, el primogénito de entre los muertos, a fin de que Él tenga en todo la primacía.

b_Nos sustenta
Hebreos 1:3: Él es el resplandor de su gloria y la expresión exacta de su naturaleza, y sostiene todas las cosas por la palabra de su poder. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas

c_Nos compró con su sangre
1ª Corintios 6:20: Pues por precio habéis sido comprados; por tanto, glorificad a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

1.2_ÉL LO HA ENTREGADO TODO A LA IGLESIA

Y nosotros debemos administrar dones de gracia con fidelidad como quienes han de dar cuenta.

2_ETIMOLÓGICAMENTE: ‘OIKONOMOS’

OIKOS= casa; NEMO= disponer. Era una persona (siervo o esclavo) que gobernaba una casa o finca. Por ejemplo lo que José era en casa de Potifar. En el Nuevo Testamento sería un ‘mayordomo’.

3_¿CÓMO DEBEMOS ADMINISTRAR SEGÚN EL CONSEJO DE LA BIBLIA?

Los siguientes pasajes sintetizan lo que el Señor espera de nosotros como sus mayordomos o administradores:

1ª Pedro 4:10-11: Según cada uno ha recibido un don especial, úselo sirviéndoos los unos a los otros como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. (11) El que habla, que hable conforme a las palabras de Dios; el que sirve, que lo haga por la fortaleza que Dios da, para que en todo Dios sea glorificado mediante Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el dominio por los siglos de los siglos. Amén.

Colosenses 3:17: Y todo lo que hacéis, de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por medio de Él a Dios el Padre.

Colosenses 3:22-23: Siervos, obedeced en todo a vuestros amos en la Tierra, no para ser vistos, como los que quieren agradar a los hombres, sino con sinceridad de corazón, temiendo al Señor. (23) Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres

Efesios 6:5-8: Siervos, obedeced a vuestros amos en la Tierra, con temor y temblor, con la sinceridad de vuestro corazón, como a Cristo; (6) no para ser vistos, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, haciendo de corazón la voluntad de Dios. (7) Servid de buena voluntad, como al Señor y no a los hombres, (8) sabiendo que cualquier cosa buena que cada uno haga, esto recibirá del Señor, sea siervo o sea libre.

Hebreos 12:28: Por lo cual, puesto que recibimos un reino que es inconmovible, demostremos gratitud, mediante la cual ofrezcamos a Dios un servicio aceptable con temor y reverencia

4_SERVIDORES Y COLABORADORES DE DIOS

1ª Corintios 3:5: ¿Qué es, pues, Apolos? Y ¿qué es Pablo? Servidores mediante los cuales vosotros habéis creído, según el Señor dio oportunidad a cada uno.

1ª Corintios 3:9: Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios.

1ª Corintios 3:13-15: la obra de cada uno se hará evidente; porque el día la dará a conocer, pues con fuego será revelada; el fuego mismo probará la calidad de la obra de cada uno. (14) Si permanece la obra de alguno que ha edificado sobre el fundamento, recibirá recompensa. (15) Si la obra de alguno es consumida por el fuego, sufrirá pérdida; sin embargo, él será salvo, aunque así como por fuego.

Dios nos llama a edificar y trabajar con Él como sus colaboradores. Pero hemos de saber que nuestra obra será probada por el fuego para verificar si ha de prevalecer o no, es decir, si fue hecha en Dios o no.

5_A DIOS DAREMOS CUENTA

Dios nos llama a edificar y trabajar con Él como sus colaboradores.

a_ Compareceremos ante Dios
Romanos 14:10: Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O también, tú, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Dios.

b_No daremos cuenta por nuestra salvación pero sí por nuestra administración o mayordomía
Lucas 16:1-2: Decía también Jesús a los discípulos: Había cierto hombre rico que tenía un mayordomo; y éste fue acusado ante él de derrochar sus bienes. Entonces lo llamó y le dijo: “¿Qué es esto que oigo acerca de ti? Rinde cuentas de tu administración, porque no puedes ser más mayordomo.”

c_Los pastores darán cuenta por las almas que les han sido confiadas
Hebreos 13:17: Obedeced a vuestros pastores y sujetaos a ellos, porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta. Permitidles que lo hagan con alegría y no quejándose, porque eso no sería provechoso para vosotros.

d_Cada uno dará cuentas por sí mismo
Romanos 14:12: De modo que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí mismo.

e_Daremos cuenta por nuestras palabras
Mateo 12:36: Y yo os digo que de toda palabra vana que hablen los hombres, darán cuenta de ella en el día del juicio.

f_Más adelante veremos más detalladamente que daremos cuenta por todo lo que Dios nos ha confiado.

6_LA RECOMPENSA DE DIOS

a_La recibiremos del Señor
Colosenses 3:24-25: sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia. Es a Cristo el Señor a quien servís. (25) Porque el que procede con injusticia sufrirá las consecuencias del mal que ha cometido, y eso, sin acepción de personas.

Mateo 16:27: Porque el Hijo del Hombre ha de venir en la gloria de su Padre con sus ángeles, y ENTONCES RECOMPENSARA A CADA UNO SEGUN SU CONDUCTA.

b_Según nuestra obra
2ª Corintios 5:9-10: Por eso, ya sea presentes o ausentes, ambicionamos serle agradables. (10) Porque todos nosotros debemos comparecer ante el tribunal de Cristo, para que cada uno sea recompensado por sus hechos estando en el cuerpo, de acuerdo con lo que hizo, sea bueno o sea malo.

Apocalipsis 22:12: He aquí, yo vengo pronto, y mi recompensa está conmigo para recompensar a cada uno según sea su obra.

1ª Corintios 3:8: Ahora bien, el que planta y el que riega son una misma cosa, pero cada uno recibirá su propia recompensa conforme a su propia labor.

7_LA ACTITUD CORRECTA

1ª Corintios 9:24-27: ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos en verdad corren, pero sólo uno obtiene el premio? Corred de tal modo que ganéis. (25) Y todo el que compite en los juegos se abstiene de todo. Ellos lo hacen para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. (26) Por tanto, yo de esta manera corro, no como sin tener meta; de esta manera peleo, no como dando golpes al aire, sino que golpeo mi cuerpo y lo hago mi esclavo, no sea que habiendo predicado a otros, yo mismo sea descalificado.

Pablo trabajaba duramente en el Señor con la esperanza de que su labor diera un fruto abundante para la gloria de Dios. Él esperaba una recompensa personal como obrero que en aquel día no ene de qué avergonzarse, sino que ha servido fielmente.

8_TODOS COMPARECEREMOS ANTE EL TRIBUNAL DE DIOS


Romanos 14:10: Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O también, tú, ¿por qué menosprecias a tu her-mano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Dios.

Romanos 14:12: De modo que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí mismo.

Todos, de una forma u otra seremos juzgados por el Señor.

1ª Corintios 4:1-5: Que todo hombre nos considere de esta manera: como servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios. (2) Ahora bien, además se requiere de los administradores que cada uno sea hallado fiel. (3) En cuanto a mí, es de poca importancia que yo sea juzgado por vosotros, o por cualquier tribunal humano; de hecho, ni aun yo me juzgo a mí mismo. (4) Porque no estoy consciente de nada en contra mía; mas no por eso estoy sin culpa, pues el que me juzga es el Señor. (5) Por tanto, no juzguéis antes de tiempo, sino esperad hasta que el Señor venga, el cual sacará a la luz las cosas ocultas en las tinieblas y también pondrá de manifiesto los designios de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de parte de Dios.

9_LOS DISTINTOS GRADOS DE RECOMPENSA EN EL CIELO PARA LOS QUE SON DEL SEÑOR

a_De la misma forma que va a haber grados de castigo en el infierno para los condenados (Mateo 10:15; Mateo 11:20-24; Lucas 12:46-48; Apocalipsis 20:11-15; etc.)

b_Dios no sólo es Juez, sino que también es Galardonador (Hebreos 11:6). Hay una gran can dad de pasajes que se refieren al tema de las recompensas (Salmo 58:11; 62:12; Proverbios 11:18; Isaías 40:10; 62:11; Mateo 5:12; 6:1-2; 10:41-42; Lucas 6:35; 1ª CorinƟos 3:8, 14; Efesios 6:8; Hebreos 10:35-36; Hebreos 11:24-26; 2ª Juan 1:8; Apocalipsis 2:23; 11:18; 22:12.)

Hebreos 11:6: Y sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que Él existe, y que es remunerador de los que le buscan.

Los tribunales de Dios


10_EL TRIBUNAL DE CRISTO

Los creyentes de la era de la Iglesia, es decir, los que hayamos confiado en Jesucristo entre el día de Pentecostés y el Arrebatamiento, compareceremos ante el “Tribunal de Cristo” (2ª Corintios 5:10). Este juicio será realizado en el cielo inmediatamente después del Arrebatamiento (1ª Corintios 4:5).

2ª Corintios 5:10: Porque todos nosotros debemos comparecer ante el tribunal de Cristo, para que cada uno sea recompensado por sus hechos estando en el cuerpo, de acuerdo con lo que hizo, sea bueno o sea malo.

1ª Corintios 4:5: Por tanto, no juzguéis antes de tiempo, sino esperad hasta que el Señor venga, el cual sacará a la luz las cosas ocultas en las tinieblas y también pondrá de manifiesto los designios de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de parte de Dios.

Existen tres grandes juicios futuros que serán para todos los seres humanos de todos los tiempos: el Tribunal de Cristo; el Trono de la Gloria; y el Juicio del Gran Trono Blanco.

EL TRIBUNAL DE CRISTO

Es para los creyentes de esta era. Su razón de ser no es decidir si vamos al cielo o al infierno, ni calcular cuál va a ser el castigo por nuestros pecados. Estas cuestiones ya quedaron decididas cuando aceptamos a Jesucristo como Señor y Salvador. La Palabra de Dios dice con claridad que sus hijos nunca van a ser juzgados por sus pecados.

Juan 5:24: En verdad, en verdad os digo: el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna y no viene a condenación, sino que ha pasado de muerte a vida.

El propósito es que sea revisada nuestra vida, nuestro servicio, nuestros pensamientos, palabras y motivaciones después de que nos hicimos cris anos, con el fin de recompensarnos (o privarnos de la recompensa), según la evaluación perfecta que hará el Señor (Mateo 12:36; 1ª Corintios 4:5; Hebreos 4:13). Así como para que podamos aprender y preparar-nos para nuestra administración y servicio por la eternidad (Mateo 25:20-23; Lucas 19:15-19).

Mateo 12:36: Y yo os digo que de toda palabra vana que hablen los hombres, darán cuenta de ella en el día del juicio.

1ª Corintios 4:5: Por tanto, no juzguéis antes de tiempo, sino esperad hasta que el Señor venga, el cual sacará a la luz las cosas ocultas en las tinieblas y también pondrá de manifiesto los designios de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de parte de Dios.

Hebreos 4:13: Y no hay cosa creada oculta a su vista, sino que todas las cosas están al descubierto y des-nudas ante los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.

Mateo 25:20-23: Y llegando él que había recibido los cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: “Señor, me entregaste cinco talentos; mira, he ganado otros cinco talentos.” (21) Su señor le dijo: “Bien, siervo bueno y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.” (22) Llegando también el de los dos talentos, dijo: “Señor, me entregaste dos talentos; mira, he ganado otros dos talentos.” (23) Su señor le dijo: “Bien, siervo bueno y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.”

Lucas 19:15-19: Y sucedió que al regresar él, después de haber recibido el reino, mandó llamar a su presencia a aquellos siervos a los cuales había dado el dinero, para saber lo que habían ganado negociando. Y se presentó el primero, diciendo: “Señor, tu mina ha producido diez minas más.” (17) Y él le dijo: “Bien hecho, buen siervo, puesto que has sido fiel en lo muy poco, ten autoridad sobre diez ciudades.” Entonces vino el segundo, diciendo: “Tu mina, señor, ha producido cinco minas.” (19) Y dijo también a éste: “Y tú vas a estar sobre cinco ciudades.”

11_ LOS OTROS DOS GRANDES JUICIOS

11.1_EL TRONO DE LA GLORIA, es en la Tierra.


Mateo 25:31-32: Pero cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los ángeles con El, entonces se sentará en el trono de su gloria; (32) y serán reunidas delante de El todas las naciones; y separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos.

En este primer Juicio Final estarán presentes los israelitas y los gen les que hayan experimentado la primera resurrección, pero será especialmente para aquellos que estén vivos tras la Gran Tribulación y los fieles (sobre todo de Israel) que resuciten tras haber muerto en la Gran Tribulación. Este Juicio será para determinar quién entra o no en el Reino de Dios.

Probablemente esté conectada con la resurrección de los santos del Antiguo Testamento. Muchos ven aquí un juicio específico para Israel como el del Tribunal de Cristo será para la Iglesia de la dispensación de la Gracia.

Se dice que los resucitados vivirán y reinarán con Cristo mil años y aparentemente serán recompensados del mismo modo que la iglesia fue galardonada en el Tribunal de Cristo. La fidelidad a Dios hasta la muerte en el servicio brindado se les reconoce dándoles parte en el reinado con Cristo sobre la erra. 


Apocalipsis 20:4-6: También vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y se les concedió autoridad para juzgar. Y las almas de los que habían sido decapitados por causa del testimonio de Jesús y de la palabra de Dios, y a los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, ni habían recibido la marca sobre su frente ni sobre su mano; y volvieron a la vida y reinaron con Cristo por mil años. (5) Los demás muertos no volvieron a la vida hasta que se cumplieron los mil años. Esta es la primera resurrección. (6) Bienaventurado y santo es el que tiene parte en la primera resurrección; la muerte segunda no tiene poder sobre éstos sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con Él por mil años.

11.2_EL JUICIO DEL GRAN TRONO BLANCO

Se producirá al terminar el reinado de mil años de Cristo en la erra, cuando todos los perdidos o injustos de todas las eras comparecerán ante el Señor para ser juzgados por sus pecados (Apocalipsis 20:11-15). Es para los incrédulos.

Apocalipsis 20:11-15: Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de cuya presencia huyeron la Tierra y el cielo, y no se halló lugar para ellos. (12) Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie delante del trono, y los libros fueron abiertos; y otro libro fue abierto, que es el libro de la vida, y los muertos fueron juzgados por lo que estaba escrito en los libros, según sus obras. (13) Y el mar entregó los muertos que estaban en él, y la Muerte y el Hades entregaron a los muertos que estaban en ellos; y fueron juzgados, cada uno según sus obras. (14) Y la Muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda: el lago de fuego. (15) Y el que no se encontraba inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego.

12_LA PREPARACIÓN PARA EL JUICIO ANTE EL TRIBUNAL DE CRISTO

La Biblia nos dice que se acerca el gran día del examen final para nuestra vida como hijos de Dios. Sin embargo, como Maestro bondadoso y generoso que es, Él nos ha dicho con antelación cuáles van a ser “las preguntas del examen” para el juicio del Tribunal de Cristo. A nosotros nos toca estar bien preparados. He aquí una lista que con ene algunos de los aspectos principales de nuestras vidas que van a ser puestos a examen cuando com-parezcamos ante el Señor:

a_Cómo hemos cuidado nuestro hogar: matrimonio e hijos.
Efesios 5:22-6:4: Las mujeres estén sometidas a sus propios maridos como al Señor. (23)Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, siendo Él mismo el Salvador del cuerpo. (24) Pero así como la iglesia está sujeta a Cristo, también las mujeres deben estarlo a sus maridos en todo. (25) Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia y se dio a sí mismo por ella, (26) para santificarla, habiéndola purificado por el lavamiento del agua con la palabra, (27) a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia en toda su gloria, sin que tenga mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuera santa e inmaculada (28) Así también deben amar los maridos a sus mujeres, como a sus propios cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. (29) Porque nadie aborreció jamás su propio cuerpo, sino que lo sustenta y lo cuida, así como también Cristo a la iglesia; (30) porque somos miembros de su cuerpo. (31) POR ESTO EL HOMBRE DEJARA A SU PADRE Y A SU MADRE, Y SE UNIRA A SU MUJER, Y LOS DOS SERAN UNA SOLA CARNE. (32) Grande es este misterio, pero hablo con referencia a Cristo y a la iglesia. (33) En todo caso, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo, y que la mujer respete a su marido. (6:1) Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor, porque esto es justo. (2) HONRA A TU PADRE Y A tu MADRE (que es el primer mandamiento con promesa), (3) PARA QUE TE VAYA BIEN, Y PARA QUE TENGAS LARGA VIDA SOBRE LA TIERRA. (4) Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en la disciplina e instrucción del Señor.

Colosenses 3:18-21: Mujeres, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor. (19) Maridos, amad a vuestras mujeres y no seáis ásperos con ellas. (20) Hijos, sed obedientes a vuestros padres en todo, porque esto es agradable al Señor. (21) Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten.

1ª Pedro 3:1-7: Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos, de modo que si algunos de ellos son desobedientes a la palabra, puedan ser ganados sin palabra alguna por la conducta de sus mujeres (2) al observar vuestra conducta casta y respetuosa (3) Y que vuestro adorno no sea externo: peinados ostentosos, joyas de oro o vestidos lujosos, (4) sino que sea el yo interno, con el adorno incorruptible de un espíritu tierno y sereno, lo cual es precioso delante de Dios. (5) Porque así también se adornaban en otro tiempo las santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos. (6) Así obedeció Sara a Abraham, llamándolo señor, y vosotras habéis llegado a ser hijas de ella, si hacéis el bien y no estáis amedrentadas por ningún temor. (7) Y vosotros, maridos, igualmente, convivid de manera comprensiva con vuestras mujeres, como con un vaso más frágil, puesto que es mujer, dándole honor como a coheredera de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no sean estorbadas.

b_Cómo hemos tratado a los demás creyentes.
Hebreos 6:10: Porque Dios no es injusto como para olvidarse de vuestra obra y del amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido, y sirviendo aún, a los santos.

Mateo 10:41-42: El que recibe a un profeta como profeta, recibirá recompensa de profeta; y el que recibe a un justo como justo, recibirá recompensa de justo. (42) Y cualquiera que como discípulo dé de beber aunque sólo sea un vaso de agua fría a uno de estos pequeños, en verdad os digo que no perderá su re-compensa.

c_Cómo hemos empleado los talentos y capacidades de Dios.
Mateo 25:14-29: Porque el reino de los cielos es como un hombre que al emprender un viaje, llamó a sus siervos y les encomendó sus bienes. (15) Y a uno le dio cinco talentos, a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y se fue de viaje. (16) El que había recibido los cinco talentos, enseguida fue y negoció con ellos y ganó otros cinco talentos. (17) Asimismo el que había recibido los dos talentos ganó otros dos. (18) Pero el que había recibido uno, fue y cavó en la tierra y escondió el dinero de su señor. (19) Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos.

1ª Corintios 12:4: Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.

2ª Timoteo 1:6: Por lo cual te recuerdo que avives el fuego del don de Dios que hay en ti por la imposición de mis manos.

1ª Pedro 4:10: Según cada uno ha recibido un don especial , úselo sirviéndoos los unos a los otros como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.

Ver también: Lucas 19:11-2

d_Cómo hemos usado nuestro dinero.
Mateo 6:1-4: Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. (2) Por eso, cuando des limosna, no toques trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres. En verdad os digo que ya han recibido su recompensa. (3) Pero tú, cuando des limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha, (4) para que tu limosna sea en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

1ª Timoteo 6:17-19: A los ricos en este mundo, enséñales que no sean altaneros ni pongan su esperanza en la incertidumbre de las riquezas, sino en Dios, el cual nos da abundantemente todas las cosas para que las disfrutéis. (18) Enséñales que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, generosos y prontos a compartir, (19) acumulando para sí el tesoro de un buen fundamento para el futuro, para que puedan echar mano de lo que en verdad es vida.

e_De qué forma hemos aceptado los malos tratos y las injusticias.

Mateo 5:11-12: Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan, y digan todo género de mal contra vosotros falsamente, por causa de mí. (12) Regocijaos y alegraos, porque vuestra recompensa en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que vosotros.

Marcos 10:29-30: Jesús dijo: En verdad os digo: No hay nadie que haya dejado casa, o hermanos, o her-manas, o madre, o padre, o hijos o tierras por causa de mí y por causa del evangelio, (30) que no reciba cien veces más ahora en este tiempo: casas, y hermanos, y hermanas, y madres, e hijos, y tierras junto con persecuciones; y en el siglo venidero, la vida eterna.

Lucas 6:27-28: Pero a vosotros los que oís, os digo: amad a vuestros enemigos; haced bien a los que os aborrecen; (28) bendecid a los que os maldicen; orad por los que os vituperan.

Lucas 6:35: Antes bien, amad a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad no esperando nada a cambio, y vuestra recompensa será grande, y seréis hijos del Altísimo; porque Él es bondadoso para con los ingratos y perversos.

Romanos 8:18: Pues considero que los sufrimientos de este tiempo presente no son dignos de ser comparados con la gloria que nos ha de ser revelada.

2ª Corintios 4:17: Pues esta aflicción leve y pasajera nos produce un eterno peso de gloria que sobrepasa toda comparación.

1ª Pedro 4:12-13: Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que en medio de vosotros ha venido para probaros, como si alguna cosa extraña os estuviera aconteciendo; (13) antes bien, en la medida en que compartís los padecimientos de Cristo, regocijaos, para que también en la revelación de su gloria os regocijéis con gran alegría.

f_Cómo soportamos los sufrimientos y las pruebas.

Santiago 1:12: Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que el Señor ha prometido a los que le aman.

Apocalipsis 2:10: ‘No temas lo que estás por sufrir. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.

g_Cómo hemos empleado nuestro tiempo.
Salmo 90:9-12: Porque por tu furor han declinado todos nuestros días; acabamos nuestros años como un suspiro. (10) Los días de nuestra vida llegan a setenta años; y en caso de mayor vigor, a ochenta años. Con todo, su orgullo es sólo trabajo y pesar, porque pronto pasa, y volamos. (11) ¿Quién conoce el poder de tu ira, y tu furor conforme al temor que se te debe? (12) Enséñanos a contar de tal modo nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría.

Efesios 5:16: aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.

Colosenses 4:5: Andad sabiamente para con los de afuera, aprovechando bien el tiempo.

1ª Pedro 1:17: Y si invocáis como Padre a aquel que imparcialmente juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor durante el tiempo de vuestra peregrinación.

h_Cómo hemos corrido la carrera par cular que Dios nos ha dado a correr.

1ª Corintios 9:24: ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos en verdad corren, pero sólo uno obtiene el premio? Corred de tal modo que ganéis.

Filipenses 2:16: sosteniendo firmemente la palabra de vida, a fin de que yo tenga motivo para gloriarme en el día de Cristo, ya que no habré corrido en vano ni habré trabajado en vano.

Filipenses 3:13-14: Hermanos, yo mismo no considero haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante, (14) prosigo hacia la meta para obtener el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

i_Con cuánta eficacia hemos controlado nuestros apetitos carnales.
1ª Corintios 9:25-27: Y todo el que compite en los juegos se abstiene de todo. Ellos lo hacen para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. (26) Por tanto, yo de esta manera corro, no como sin tener meta; de esta manera peleo, no como dando golpes al aire, (27) sino que golpeo mi cuerpo y lo hago mi esclavo, no sea que habiendo predicado a otros, yo mismo sea descalificado.

j_A cuántas almas les hemos dado testimonio y hemos ganado para Cristo.
Proverbios 11:30: El fruto del justo es árbol de vida, y el que gana almas es sabio.

Daniel 12:3: Los entendidos brillarán como el resplandor del firmamento, y los que guiaron a muchos a la justicia, como las estrellas, por siempre jamás.

1 Tesalonicenses 2:19-20: Porque ¿quién es nuestra esperanza o gozo o corona de gloria? ¿No lo sois vosotros en la presencia de nuestro Señor Jesús en su venida? (20) Pues vosotros sois nuestra gloria y nuestro gozo.

k_Cuánto amamos su manifestación y su venida.
2 Timoteo 4:8: En el futuro me está reservada la corona de justicia que el Señor, el Juez justo, me entregará en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

l_Hasta qué punto hemos sido fieles a la Palabra y al pueblo de Dios.
Hechos 20:26-28: Por tanto, os doy testimonio en este día de que soy inocente de la sangre de todos, (27) pues no rehuí declarar a vosotros todo el propósito de Dios. (28) Tened cuidado de vosotros y de toda la grey, en medio de la cual el Espíritu Santo os ha hecho obispos para pastorear la iglesia de Dios, la cual Él compró con su propia sangre.

2ª Timoteo 4:1-2: Te encargo solemnemente, en la presencia de Dios y de Cristo Jesús, que ha de juzgar a los vivos y a los muertos, por su manifestación y por su reino: (2) Predica la palabra; insiste a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con mucha paciencia e instrucción.

Hebreos 13:17: Obedeced a vuestros pastores y sujetaos a ellos, porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta. Permitidles que lo hagan con alegría y no quejándose, porque eso no sería provechoso para vosotros.

Santiago 3:1: Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos un juicio más severo.

1ª Pedro 5:1-2: Por tanto, a los ancianos entre vosotros, exhorto yo, anciano como ellos y testigo de los padecimientos de Cristo, y también participante de la gloria que ha de ser revelada: (2) pastoread el re-baño de Dios entre vosotros, velando por él, no por obligación, sino voluntariamente, como quiere Dios; no por la avaricia del dinero, sino con sincero deseo.

2ª Juan 1:7-8: Pues muchos engañadores han salido al mundo que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Ese es el engañador y el anticristo. (8) Tened cuidado para que no perdáis lo que hemos logrado, sino que recibáis abundante recompensa.

m_Lo hospitalarios que hayamos sido con los extraños.
Mateo 25:35-36: “Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis; (36) estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.”

Lucas 14:12-14: Y dijo también al que le había convidado: Cuando ofrezcas una comida o una cena, no llames a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a tus vecinos ricos, no sea que ellos a su vez también te conviden y tengas ya tu recompensa. (13) Antes bien, cuando ofrezcas un banquete, llama a pobres, mancos, cojos, ciegos, (14) y serás bienaventurado, ya que ellos no tienen para recompensarte; pues tú serás recompensado en la resurrección de los justos.

n_Lo fieles que hayamos sido a nuestro llamado.
Colosenses 3:22-24: Siervos, obedeced en todo a vuestros amos en la tierra, no para ser vistos, como los que quieren agradar a los hombres, sino con sinceridad de corazón, temiendo al Señor. (23) Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres, (24) sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia. Es a Cristo el Señor a quien servís.

o_El uso que le hayamos dado a nuestra lengua.
Mateo 12:36: Y yo os digo que de toda palabra vana que hablen los hombres, darán cuenta de ella en el día del juicio.

Ver también: Santiago 3:1-12

Comentarios

Entradas populares

Venciendo a Madián

Los nombres de Dios en la Biblia (ordenados por orden de aparición)