Conoce a Dios en tu propia experiencia


A Dios no se le estudia, se le vive. Lo conoces, no por teoría, sino por experiencia.

Isaías 53:3
Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado enquebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.

Comentarios

Entradas populares

Los nombres de Dios en la Biblia (ordenados por orden de aparición)

Venciendo a Madián