Seamos como Jesús

Seamos como Jesús

 







SEAMOS COMO JESÚS

 

1 Juan 3:2 dice: “Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es”.

 

FILIPENSES 3:9-11 y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe; 10 a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte, 11 si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos.

1 Juan 3:2: Semejante: homoios
Semejante, como, parecido a, el mismo que, similar, igual en rango.

Filipenses 3:10: Semejante: summorphoó

Conformidad, ajustarse a, traer a la misma forma de, conformar.

 

La buena noticia del evangelio se puede resumir en que Dios se hizo como el hombre y el hombre puede llegar a ser como Dios.

 

Traído a lo personal: Jesús se hizo como yo y yo me hago como Jesús.

 

PRIMERO: Jesús como nosotros: 

 

¿Os habéis dado cuenta de que hay diferentes representaciones de Jesús en los pueblos y épocas?


Eric V. Copage periodista del New York Times y también editor de la revista New York Times hizo un artículo sobre este tema en el que comenta: 

 

“Cierra los ojos e imagina que Jesús está frente a ti. ¿Es chino el hombre arrodillado en oración en el Huerto de Getsemaní? ¿El hombre sentado a la mesa de la Última Cena es un indio navajo? ¿El hombre que arrastra su cruz hacia el Gólgota es nigeriano? Probablemente, la imagen que se presenta a la mayoría de los estadounidenses es la de un hombre esbelto, barbudo, con cabello castaño hasta los hombros y blanco. Esto me confundió cuando era niño: la imagen de un Cristo blanco (en mi caso, rubio y de ojos azules) impresa en los abanicos de mano que refrescaban a los feligreses negros de la iglesia de mi abuela en Los Ángeles. Incluso a esa edad, con solo una conciencia superficial de los brutales ataques a los manifestantes por los derechos civiles en Birmingham, Alabama, y el bombardeo de la Iglesia Bautista de la Calle Dieciséis (Monumento Nacional de los Derechos Civiles de Birmingham) donde murieron cuatro niñas, la más joven no mucho mayor que yo en aquel entonces, incluso en mi inocencia, adorar a alguien que no se parecía a nosotros parecía incongruente. Resulta que, en ese momento, Dios, es decir, Jesucristo, comenzaba a parecerse cada vez más a mí. Solo que yo no lo sabía. A mediados del siglo XX, el centro mundial del cristianismo había comenzado a trasladarse de Europa a África, Asia y América Latina. Como dijo Todd Johnson, codirector del Centro para el Estudio del Cristianismo Global, en el Seminario Teológico Gordon-Conwell en South Hamilton, Massachusetts: “El cristianismo en todo el mundo se estaba volviendo menos blanco, y las imágenes de Jesús colgadas en iglesias desde Jordania hasta Japón y Jamaica se parecían más a la gente, en lugar de los retratos blancos estándar de Europa o América del Norte”.


¿QUÉ SENTIDO TIENE?

Jesús como yo y yo como Jesús

 

Las diferentes representaciones de Jesús muestran cómo nos hemos apropiado de Jesús y lo hemos hecho como nosotros. ¿Por qué? Porque tenemos la necesidad de identificarnos con Jesús y verlo como un Jesús que se hace como yo. 

 

Esto fue una realidad tan literal que se hizo mi representante, el Jesús de todas las gentes, de todos los pueblos y de todos los tiempos; el Jesucristo universal, que vino para amarnos a todos y a salvarnos a todos.

 

Juan 10:16

También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquellas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor.

 

No solo es el Salvador de los judíos, sino de todo pueblo, tribu y nación.

 

Hebreos 2:14-15- 14 Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, 15 y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.

 

Hebreos 4:14-16

Jesús el gran sumo sacerdote

14 Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. 15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. 16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

 

Esto tiene una implicación más para nosotros, que no es solo el beneficio personal:

Hemos de ser capaces de ver a Jesús en cualquier hombre. Decirnos a nosotros mismo: “Por él también murió Cristo”. Y en un sentido, si Jesús se identificó con él yo también me debo identificar. 

 

Esto es como la historia de los misioneros a la selva ecuatorial: 

 

Jim Elliot, Nate Saint, Ed McCully, Peter Fleming y Roger Youderian eran cinco misioneros cristianos evangélicos que aterrizaron en Ecuador para contactar con los Huaorani, una tribu aislada de la selva amazónica.



Valery Sheppard, hija del misionero Jim Eliott, cuenta al programa Witness de la BBC cómo su padre y sus compañeros murieron a manos de esta tribu guerrera.


Un día después, ante la falta de contacto por radio, un avión sobrevoló la zona y divisó los cuerpos de las víctimas que fueron posteriormente recuperados.

Mincaye, uno de los agresores que años después se convirtió al cristianismo, relató que su grupo mató a los misioneros porque los ancianos de la tribu estaban furiosos. "No había que dejar que los extranjeros vengan a nuestro lugar", afirmó según cita el portal Noticia Cristiana.


 

Después de la muerte de su padre, Sheppard y su madre se trasladaron al país sudamericano para conocer a la tribu y seguir su misión evangelizadora.

El efecto que causó en EE.UU. la masacre produjo un aumento del financiamiento de las misiones evangelizadoras en todo el mundo. Particularmente la viuda de Jim Elliot, Elisabeth, y la hermana de Nate Saint, Rachel, regresaron a Ecuador como parte del Instituto Lingüístico de Verano.

Contra todo pronóstico lograron ingresar a la selva y establecer buena relación con distintas tribus de los huaorani. Muchos de ellos fueron evangelizados e hicieron campañas en EE.UU. mostrando su arrepentimiento por el crimen. Cuando Rachel murió en 1994, Steve, su sobrino e hijo de Nate, continuó la misión.

 

La idea es esta: si ellos han sido importantes para Jesús y también han sido importantes para nuestros padres, que han dado la vida por alcanzarlos con el evangelio, también son valiosos para mí. Debo verlos como mis hermanos. Identificarme con ellos. Aquí, indudablemente, entra algo más que el amor humano. ¿Amar a mi enemigo? ¡Eso es el amor de Dios!

 

Segundo: Jesús se hizo como yo, para que yo sea como Él.

«La mala noticia es que usted es mucho peor de lo que cree que es. La buena noticia es que Jesús le ama mucho más de lo que cree que le ama.»

Zack James Cole

 

Al vivir con Jesús Él me va cambiando poco a poco para que sea cada vez más como Él en su carácter, virtud, amor, mansedumbre, humildad, fe, compasión, forma de ver la vida, abnegación, entrega, pasión, honra al Padre, amor por los perdidos, cariño por los niños, etc.

 

Al convivir con Jesús nos vamos pareciendo más y más a Él en gustos, en preferencias, en santidad, etc. Es muy difícil pecar al lado de Jesús. Anécdota: EL HOMBRE QUE NO IBA A NINGUNA PARTE SIN JESÚS.

EL HOMBRE QUE NO IBA A NINGUNA PARTE SIN JESÚS

Un negociante conocido del dr. Wilson invitó a éste a asistir a una fiesta.

-Gracias -contestó el dr. Wilson-. ¿Puedo llevar a un amigo conmigo?

-¡Claro que sí! -respondió el negociante. Y luego añadió-: Si no tiene inconveniente, ¿se puede saber quién es ese amigo?

-Es el Señor Jesucristo -dijo el dr. Wilson.

-Bueno -fue la respuesta-. En este caso me parece que el Amigo no disfrutará mucho de la fiesta.

El dr. Wilson respondió:

-Sí Él no disfrutará, yo tampoco; no puedo ir con usted a la fiesta.

 

Hijos míos, la amistad con Jesús vale más que cualquier cosa de este mundo. No la sacrifiquéis nunca por una fiesta, por un videojuego o canal de YouTube, por otra amistad humana, etc.

Sí Jesús no va a estar contento a nuestro lado en lo que hacemos o en donde estemos, mejor digamos NO y quedémonos con la amistad que hará de nuestra vida una bendición en La Tierra.

 

Y es aquí donde todos los cristianos, sin perder nuestra unicidad nos asemejamos. Nos convertimos en una sola nación de toda nación; en un solo pueblo, formado por muchos pueblos; en una misma etnia, procedentes de todas las etnias.

 

(Estarán todas las etnias representadas: la mayor cosecha de toda la historia, a través del aborto; los niños de Afganistán o Corea del Norte, también son del Creador)

 

Apocalipsis 7:9-10. Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; 10 y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.

 

Ya no habrá bárbaro ni escita ni hombre ni mujer...

Colosenses 3:10-11 y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno, 11 donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.

Gálatas 3:27-29

27 porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos. 28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. 29 Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.

 

De los dos pueblos un solo pueblo. De los dos un solo hombre:

Reducido: Efesios 2:14-16

14 Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, 15 aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, 16 y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.

 

Extenso: 

Efesios 2:8-22 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe. 10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

11 Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne. 12 En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. 13 Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. 14 Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, 15 aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, 16 y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades. 17 Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca; 18 porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre. 19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, 20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, 21 en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; 22 en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.

 

Tercero: ¡Seamos como Jesús! ¿Por qué no somos como Jesús? Que nos confundan con Jesús 

 

Juan se confunde en dos ocasiones

Apocalipsis 19:10

10 Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.

 

Apocalipsis 22:8-10

8 Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas. 9 Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios.

10 Y me dijo: No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo está cerca.

 

Que nos confundan ¿es usted Jesús? (Historia de la niña ciega)

 

Vivir con Jesús en el matrimonio. ¿Quién no querría vivir con Jesús?

 

¿Quieres vivir con Jesús? Cásate con un verdadero cristiano y se supone que será algo parecido.

 

Pablo vio a Jesús en Esteban y luego veían a Jesús en Pablo

 

Los confunden con dioses En Listra y en Malta:

Lucas 14:8-18 En el pueblo de Listra había un hombre que nunca había podido caminar. Era cojo desde el día en que nació. Este hombre estaba sentado, 9escuchando a Pablo, quien lo miró fijamente, y se dio cuenta de que el hombre confiaba en que él podía sanarlo. 10Entonces le dijo en voz alta: «¡Levántate y camina!» Aquel hombre dio un salto y comenzó a caminar. 11Al ver lo que Pablo hizo, los allí presentes comenzaron a gritar en el idioma licaonio: «¡Los dioses han tomado forma humana, y han venido a visitarnos!» 12-13Y el sacerdote y la gente querían ofrecer sacrificios en honor de Bernabé y de Pablo. Pensaban que Bernabé era el dios Zeus, y que Pablo era el dios Hermes, porque él era el que hablaba. Y como el templo del dios Zeus estaba a la entrada del pueblo, el sacerdote llevó al templo toros y adornos de flores. 12-13Y el sacerdote y la gente querían ofrecer sacrificios en honor de Bernabé y de Pablo. Pensaban que Bernabé era el dios Zeus, y que Pablo era el dios Hermes, porque él era el que hablaba. Y como el templo del dios Zeus estaba a la entrada del pueblo, el sacerdote llevó al templo toros y adornos de flores. 14Cuando Bernabé y Pablo se dieron cuenta de lo que pasaba, rompieron su ropa para mostrar su horror por lo que la gente hacía. Luego se pusieron en medio de todos, y gritaron: 15«¡Oigan! ¿Por qué hacen esto? Nosotros no somos dioses, somos simples hombres, como ustedes. Por favor, ya no hagan estas tonterías, sino pídanle perdón a Dios. Él es quien hizo el cielo, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos. 16Y aunque en otro tiempo permitió que todos hicieran lo que quisieran, 17siempre ha mostrado quién es él, pues busca el bien de todos. Él hace que llueva y que las plantas den a tiempo sus frutos, para que todos tengan qué comer y estén siempre alegres». 18A pesar de lo que Bernabé y Pablo dijeron, les fue muy difícil convencer a la gente de no ofrecerles sacrificios.

 

HECHOS 28:4-10
4 Cuando los naturales vieron la víbora colgando de su mano, se decían unos a otros: Ciertamente este hombre es homicida, a quien, escapado del mar, la justicia no deja vivir. 5 Pero él, sacudiendo la víbora en el fuego, ningún daño padeció. 6 Ellos estaban esperando que él se hinchase, o cayese muerto de repente; mas habiendo esperado mucho, y viendo que ningún mal le venía, cambiaron de parecer y dijeron que era un dios.

7 En aquellos lugares había propiedades del hombre principal de la isla, llamado Publio, quien nos recibió y hospedó solícitamente tres días. 8 Y aconteció que el padre de Publio estaba en cama, enfermo de fiebre y de disentería; y entró Pablo a verle, y después de haber orado, le impuso las manos, y le sanó. 9 Hecho esto, también los otros que en la isla tenían enfermedades, venían, y eran sanados; 10 los cuales también nos honraron con muchas atenciones; y cuando zarpamos, nos cargaron de las cosas necesarias.

 

¿Por qué no cambias? ¿Por qué no cambiamos?

En lugar de que nos confundan con Jesús, que nos confundan con malas personas:

ANÉCDOTA: LA SEÑORA A LA QUE CONFUNDIERON CON LADRONA EN LUGAR DE CRISTIANA...

LA SEÑORA A LA QUE CONFUNDIERON CON LADRONA EN LUGAR DE CRISTIANA...

El semáforo se puso amarillo justo cuando él iba a cruzar en su automóvil y, como era de esperar, hizo lo correcto: se detuvo en la línea de Paso para Los peatones, a pesar de que podría haber rebasado la luz roja, acelerando a través de la intersección. La mujer que estaba en el automóvil detrás de él estaba furiosa. Le tocó la bocina por un largo rato e hizo comentarios negativos en alta voz, ya que por culpa suya no pudo avanzar a través de la intersección… y para colmo, se Le cayó el celular y se Le regó el maquillaje.

 

En medio de su pataleta, oyó que alguien Le tocaba el cristal del lado. Allí, parado junto a Ella, estaba un policía mirándola muy seriamente. El oficial Le ordenó salir de su coche con Las manos arriba, y la llevó a la comisaría donde la revisaron de arriba abajo, Le tomaron fotos, Las huellas dactilares y la pusieron en una celda.

Después de un par de horas, un policía se acercó a la celda y abrió la puerta. La señora fue escoltada hasta el mostrador, donde el agente que la detuvo estaba esperando con sus efectos personales:

 

– “Señora, lamento mucho este error”, Le explicó el policía.

 

“Le mandé a bajar mientras usted se encontraba tocando bocina fuertemente, queriendo pasarle por encima al automóvil del frente, maldiciendo, gritando improperios y diciendo palabras soeces. Mientras la observaba, me percaté que de  su carro tiene en su bumper un sticker que dice ‘¿Qué haría Jesús en Mi lugar?’, su tablilla tiene un borde que dice ‘Yo escojo la Vida’, otro sticker que dice ‘Sígueme el Domingo a la Iglesia’ y, finalmente, el emblema cristiano del pez. Como es de esperarse, supuse que el auto era robado.”

 

Esta simpática historia muestra la importancia de ser coherentes entre lo que creemos y lo que hacemos. Para ser cristiano no basta con ir a la Iglesia Los domingos o leer la Biblia de vez en cuando, porque el cristianismo es un estilo de vida: el estilo de vida de Jesús… Así que la próxima vez que vayas en el auto, o de compras al supermercado, o te encuentres atendiendo algún cliente, recuerda que el mundo te está mirando y espera ver a Jesús en ti.

 

Podemos estar expuestos a lo de Dios y que no nos aproveche: 

 

¿Por qué no cambio?

 

Pongámoslo en términos de enfermos que no curan.

 

1º Humildad 

Debo reconocer que estoy enfermo. Eso es humildad. Valientes para cambiar. Lamentaciones 3:39: “¿Por qué ha de quejarse el ser viviente? ¡Sea valiente frente a sus pecados!”

 

Marcos 2:16-17 16 Y los escribas y los fariseos, viéndole comer con los publicanos y con los pecadores, dijeron a los discípulos: ¿Qué es esto, que él come y bebe con los publicanos y pecadores? 17 Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores. 

 

Juan 9:3941 Dijo Jesús: Para juicio he venido yo a este mundo; para que los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados. 40 Entonces algunos de los fariseos que estaban con él, al oír esto, le dijeron: ¿Acaso nosotros somos también ciegos? 41 Jesús les respondió: Si fuerais ciegos, no tendríais pecado; mas ahora, porque decís: Vemos, vuestro pecado permanece.

 

2º Fe

Por la fe es que te aplican la medicina 

Puedes estar en un hospital y que no te aproveche.

Hebreos 4:2 Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron.

 

Puedes estar en un hospital y morirte por cualquier enfermedad. Se te debe aplicar la cura, el antídoto, el tratamiento. Por la fe el Señor nos inyecta, nos imparte el poder de sanar.

 

En Nazaret no pudo hacer muchos milagros, por incredulidad 

Jesús en Nazaret

Mateo 13:5357 Aconteció que cuando terminó Jesús estas parábolas, se fue de allí. 54 Y venido a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que se maravillaban, y decían: ¿De dónde tiene este esta sabiduría y estos milagros? 55 ¿No es este el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? 56 ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene este todas estas cosas? 57 Y se escandalizaban de él. Pero Jesús les dijo: No hay profeta sin honra, sino en su propia tierra y en su casa. 58 Y no hizo allí muchos milagros, a causa de la incredulidad de ellos.

 

3º Obediencia

Pero luego está la educación en cuanto a salud o alimentación y estilo de vida y seguir con el tratamiento:

 

Hebreos 12:5-11

3 Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar. 4 Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado; 5 y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo:

Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, paideia: castigo, disciplina, crianza de un hijo, formación

La paideía (en griego παιδεία, "educación" o "formación", a su vez de παις, país, "niño") era, para los antiguos griegos, el proceso de crianza de los niños, entendida como la transmisión de valores (saber ser) y saberes técnicos (saber hacer) inherentes a la sociedad.

La paideía se centraba en los elementos de la formación que harían del individuo una persona apta para ejercer sus deberes cívicos. 

 

El lugar del concepto de paideía fue ocupado en Roma por la humanitas, que en textos de Cicerón significa claramente culturaeducación y pedagogía propias del hombre libre y a la cual están relacionadas todas las disciplinas. Humanitas llegó a indicar el desarrollo de las cualidades que hacen al hombre un ser verdaderamente humano, que lo enriquecen con una cultura y lo diferencian del bárbaro. El concepto implicaba por tanto la construcción del hombre civil que vive y opera en la sociedad humana. 

A mediados del siglo xx, el filólogo alemán Werner Jaeger publicó el más detallado estudio sobre la noción de paideía hasta la fecha, bajo el título Paideía: Los Ideales de la Cultura Griega (1933-1945). En el desarrollo del libro primero en los capítulos I y II, Jaeger describe el concepto como la aspiración a construir un tipo ideal de hombre marcado por la virtud, a la cual llamaban (ἀρετή) areté. La areté es la excelencia

 

Ni desmayes cuando eres reprendido por él;

6 Porque el Señor al que ama, disciplina,

Y azota a todo el que recibe por hijo.

7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? 8 Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos. 9 Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? 10 Y aquellos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero este para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. 11 Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.

 

En conclusión, que Jesús sea como yo es algo grandioso (que se quisiera hacer hombre), pero que me haga a mí como Él, es todavía más maravilloso.

 

FILIPENSES 3:9-11 y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe; 10 a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte, 11 si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos.

 

Comentarios

Entradas populares

Los nombres de Dios en la Biblia (ordenados por orden de aparición)

Venciendo a Madián