La llave del propósito de Dios


 LA LLAVE DEL PROPÓSITO DE DIOS 

20 Y después de esto, les dio jueces hasta el profeta Samuel. 21 Entonces ellos pidieron un rey, y Dios les dio a Saúl, hijo de Cis, varón de la tribu de Benjamín, durante cuarenta años. 22 Después de quitarlo, les levantó por rey a David, del cual Dios también testificó y dijo: «He hallado a David, hijo de Isaí, un hombre conforme a mi corazón, que hará toda mi voluntad». Hechos 13:20-22. 

 

36 Porque David, después de haber servido el propósito de Dios en su propia generación, durmió, y fue sepultado con sus padres, y vio corrupción. Hechos 13:36. 

 

¿Qué es un hombre o mujer conforme al corazón de Dios?  

En Hechos 13:22 podemos encontrar una respuesta: El que hace todas sus voluntades. Pero no solo es eso… 

 

Conforme al corazón es que tiene la forma del corazón de Dios. Hay una llave que abre el corazón de Dios.  

 

Una llave tiene algunas muecas que encajan en la cerradura. Cuando la forma de la cerradura y de la llave coinciden entonces la puerta se abre. ¿Qué puerta se abre? La puerta del propósito de Dios para nuestras vidas. 

 

“He hallado”, nos dice de David.  

Dios les dio jueces y profetas. Sin embargo, al rey Saúl el pueblo lo pidió y el Señor les dio un rey conforme al pueblo, es decir, con la forma del pueblo. Este rey fue la llave que encajó en la ambición de Israel: joven, apuesto, alto, guerrero, etc. Sin embargo, Saúl no consiguió servir al Señor conforme a su propósito, sino conforme a la carne y sangre. No abrió la puerta del propósito de Dios para los reyes de Israel. 

 

Entoncesel Señor se puso a buscar un rey que pudiese levantar en lugar de Saúl. Y halló a David un hombre conforme a su corazónLa forma de David encajaba en el corazón de Dios, de manera que el Señor le abrió su propósito. 

 

19 Una vez hablaste en visión a tus santos, 

y dijiste: He ayudado a un poderoso; 

he exaltado a uno escogido de entre el pueblo. 

20 He hallado a David mi siervo; 

lo he ungido con mi óleo santo, 

21 y con él estará siempre mi mano; 

mi brazo también lo fortalecerá. 

Salmo 89:19-21. 

 

Buscó un siervo y halló a David, lo ungió con el poder del Espíritu Santo y se convirtió en un poderoso, que contó con la ayuda del Señor, pues el Señor le dio su mano y su brazo de poder. 

 

El carácter de David fue la llave que encajó en el corazón de Dios para que el Señor le abriese su propósito.  

 

Pero ¿cómo se formó esa llave? 

En la Presencia de Dios; en la amistad con el Señor; y en la adoración a Dios.  

 

Pero eso solo fue el comienzo. David siguió siendo formado como se copian las llaves: 

Se encuentra una llave con las dimensiones y forma adecuada (David). 

Se asegura esa llave en unas tenazas de trabajo (la presencia de Dios). 

Se toma una llave maestra, que sirve de guía (la llave maestra es Jesús). 

Se comienza a dar forma a la llave que se está copiando, creando las muecas que encajen en la cerradura (todas las experiencias de David el proceso). 

 

Jesús es la llave maestra 

 

Cuando Jesús aparece con 30 años fue la llave (con un carácter formado por el Espíritu Santo y la Palabra) que encajó a la perfección en el corazón del Padre 

 

Mateo 3:17 

Y he aquí, se oyó una voz de los cielos que decía: Este es mi Hijo amado en quien me he complacido. 

 

Mateo 17:5 

Mientras estaba aún hablando, he aquí, una nube luminosa los cubrió; y una voz salió de la nube, diciendo: Este es mi Hijo amado en quien me he complacido; a Él oíd. 

 

Entonces el Señor lo ungió con el Espíritu Santo y le abrió el propósito de ser el Salvador de los hombres. 

 

La llave de la casa de David está en su mano: 

 

Isaías 22:22 

Entonces pondré la llave de la casa de David sobre su hombro; cuando él abra, nadie cerrará, cuando él cierre, nadie abrirá. 

 

Apocalipsis 3:7 

Y escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: «El Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y nadie cierra, y cierra y nadie abre, dice esto: 

 

Por tanto, Él es la Llave Maestra: 

Haya, pues, en vosotros esta actitud (sentir) que hubo también en Cristo Jesús, 6 el cual, aunque existía en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres. 8 Y hallándose en forma de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le confirió el nombre que es sobre todo nombre, 10 para que al nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en el cielo, y en la tierra, y debajo de la tierra, 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre. Filipenses 2:5-11. 

 

¿Cuál fue la forma? La de la humildad, el servicio y la obediencia. Él es el varón conforme al corazón del Padre. Y nos dice: “Haya, pues, en vosotros esta actitud”. Es decir, la misma forma.  

 

Y el Padre puede decir, este hijo o hija mía me da contentamiento, me complace, le abro mi corazón, lo unjo y puedo usar su vida para un propósito que le entrego. 

 

Solo con la forma de la llave maestra el Padre nos abre la puerta del propósito de Dios.  

 

Testimonio: Yo creía que estaba listo; y el Señor me tuvo que quebrantar y me demostró que aún me faltaba mucho. 

 

 

Volviendo a David. ¿Cómo formó a esa llave? 

 

Porque David era un adorador. En Su presencia. (Las tenazas). 

Por la amistad con Jesús (la llave Maestra): a David se le reveló Cristo. 

Por el proceso que recorrió: Eso fue lo que lo perfeccionó y le dio la forma óptima. 

 

David pudo servir a su generación de acuerdo al propósito de Dios (Hechos 13:36). 

 

¿Qué forma le dio el Señor?  

¿Qué forma tiene la cerradura del corazón de Dios? ¿Qué muecas logró hacer el Señor en el carácter de su siervo? 

 

FIDELIDAD: Lo hizo fiel. 

SANTIDAD: Lo hizo santo. 

MISERICORDIA: Lo hizo misericordioso. 

OBEDIENCIA: Lo hizo obediente. 

HUMILDAD: Lo hizo humilde (quebrantamiento). 

HONRA: Lo hizo con honra a la autoridad. 

TEMOR DE DIOS: Lo hizo temeroso de Dios y no del hombre. 

FE Y VALENTÍA: Lo hizo valiente y lleno de fe. 

 

TE CONVIERTES EN UNA LLAVE MAESTRA PARA OTROS 

 

Cuando dejas que el Señor te moldee conforme a su corazón puedes ser una llave maestra para otros. 

Es decir, una sana influencia y una inspiración. 

 

Dios usó a David para cambiar a los 600 hombres que vinieron a ser los valientes de David. Sin embargo, dijo de los hijos de Sarvia: Son más duros que yo… 

 

Así mismo, David es la llave maestra para otros reyes: 

 

JOSÍAS 

Josías tenía ocho años cuando comenzó a reinar, y reinó treinta y un años en Jerusalén. 2 E hizo lo recto ante los ojos del Señor y anduvo en los caminos de su padre David; no se apartó ni a la derecha ni a la izquierda. 3 Porque en el octavo año de su reinado, siendo aún joven, comenzó a buscar al Dios de su padre David… 2 CRÓNICAS 34:1-3. 

 

JOSAFAT 

Y el Señor estuvo con Josafat porque anduvo en los primeros caminos de su padre David y no buscó a los baales, 4 sino que buscó al Dios de su padre, anduvo en sus mandamientos y no hizo como Israel. 2 Crónicas 34:3-4. 

 

EZEQUÍAS 

Él hizo lo recto ante los ojos del Señor, conforme a todo lo que su padre David había hecho. 2 Reyes 18:3. 

 

Sin embargo, hubo otros reyes que se dejaron afectar por influencias carnales y hasta diabólicas: 

Anduvieron en los caminos de Jeroboam; se dejaron influenciar por Jezabelhicieron lo malo como Acab 

 

PORQUE TAMBIÉN PODEMOS SER UN TROPIEZO Y UNA MALA REFERENCIA: 

 

El semáforo se puso amarillo justo cuando él iba a cruzar en su automóvil y, como era de esperar, hizo lo correcto: se detuvo en la línea de Paso para Los peatones, a pesar de que podría haber rebasado la luz roja, acelerando a través de la intersección. La mujer que estaba en el automóvil detrás de él estaba furiosa. Le tocó la bocina por un largo rato e hizo comentarios negativos en alta voz, ya que por culpa suya no pudo avanzar a través de la intersección… y para colmo, se Le cayó el celular y se Le regó el maquillaje. 

 

En medio de su pataleta, oyó que alguien Le tocaba el cristal del lado. Allí, parado junto a Ella, estaba un policía mirándola muy seriamente. El oficial Le ordenó salir de su coche con Las manos arriba, y la llevó a la comisaría donde la revisaron de arriba abajo, Le tomaron fotos, Las huellas dactilares y la pusieron en una celda. 

Después de un par de horas, un policía se acercó a la celda y abrió la puerta. La señora fue escoltada hasta el mostrador, donde el agente que la detuvo estaba esperando con sus efectos personales: 

 

– “Señora, lamento mucho este error”, Le explicó el policía. 

 

“Le mandé a bajar mientras usted se encontraba tocando bocina fuertemente, queriendo pasarle por encima al automóvil del frente, maldiciendo, gritando improperios y diciendo palabras soeces. Mientras la observaba, me percaté que de  su carro tiene en su bumper un sticker que dice ‘¿Qué haría Jesús en Mi lugar?’, su tablilla tiene un borde que dice ‘Yo escojo la Vida’, otro sticker que dice ‘Sígueme el Domingo a la Iglesia’ y, finalmente, el emblema cristiano del pez. Como es de esperarse, supuse que el auto era robado.” 

 

Esta simpática historia muestra la importancia de ser coherentes entre lo que creemos y lo que hacemos. Para ser cristiano no basta con ir a la Iglesia Los domingos o leer la Biblia de vez en cuando, porque el cristianismo es un estilo de vida: el estilo de vida de Jesús… Así que la próxima vez que vayas en el auto, o de compras al supermercado, o te encuentres atendiendo algún cliente, recuerda que el mundo te está mirando y espera ver a Jesús en ti. 

 

CONCLUSIÓN 

Hoy nos hemos preguntado:  

 

1º ¿Qué es un hombre y una mujer conforme al corazón de Dios?  

Es el que se deja formar de tal manera que encaje a la perfección en la forma de su corazón, así como una llave maestra encaja en la cerradura de la puerta. 

 

A esos el Señor está buscando: para ungirlos; para encomendarles su propósito en estos días; para convertirlos en llaves maestras para otros (buenas influencias y referencias). 

 

2º ¿Cuál sería la llave del propósito de Dios? La forma que tiene nuestro carácter; cómo nos asemejamos a Cristo Jesús.  

 

3º ¿Y cómo se forma nuestro carácter? 

 

Tenazas: Hombres y mujeres que buscamos al Señor y amamos su Presencia. 

Llave Maestra: Nuestra amistad diaria con Jesús. 

Proceso: Todo lo que el Señor permite que vivamos para dejar las muecas en nuestro carácter, aquellas que encajan con su forma de ser: humildad, obediencia, servicio, misericordia, temor de Dios, honra, valentía, fe, santidad, etcétera. 

 

El Señor está buscando en toda la Tierra: 

 ¿Hallará un hombre o una mujer conforme a su corazón, a quien pueda encomendar su propósito en esta generación? 

Comentarios

Entradas populares

Venciendo a Madián

Los nombres de Dios en la Biblia (ordenados por orden de aparición)