El Gran Lutier

El Gran Lutier








EL GRAN LUTIER

Porque ya habéis oído acerca de mi conducta en otro tiempo en el judaísmo, que perseguía sobremanera a la iglesia de Dios, y la asolaba; y en el judaísmo aventajaba a muchos de mis contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de las tradiciones de mis padres. Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia, revelar a su Hijo en mí, para que yo le predicase entre los gentiles, no consulté en seguida con carne y sangre, ni subí a Jerusalén a los que eran apóstoles antes que yo; sino que fui a Arabia, y volví de nuevo a Damasco.

Gálatas 1:13-17 – 


1) ¿QUÉ ES UN LUTIER?

Un lutier, luthier, laudero, lutero o violero es una persona que construye, pone a punto y repara instrumentos de cuerda. Esto incluye violines, violas, violonchelos, contrabajos, laúdes, arpas, mandolinas y todo tipo de guitarras. Su actividad se llama laudería o lutería. Originalmente eran del gremio de los carpinteros y ebanistas.


La palabra francesa lutherie, usada en una gran variedad de idiomas, hace referencia al arte de construir instrumentos de cuerda. Proviene de la palabra francesa luth, a su vez procedente del árabe العود al-ʿūd ('laúd'). Genéricamente al-ʿūd significa 'la madera'; la variante alemana de luthier es Luther, palabra que se ha transformado también en apellido (Lutero) y en nombre (Martin Luther King).


2) LOS LUTIER EN LA BIBLIA:


DIOS:

En el libro de Ezequiel capítulo 28 se registra una profecía contra el rey de Tiro; en dicha profecía se revelan detalles acerca del origen de los instrumentos musicales:


Ezequiel 28:13 En Edén, en el huerto de Dios, estuviste. De toda piedra preciosa era tu vestidura: de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro. Los primores de tus tamboriles y flautas fueron preparados para ti en el día de tu creación.


Lo que llama poderosamente la atención es que también se relata que había unos instrumentos musicales que no habían sido utilizados todavía y estaban listos para ser estrenados el día en que Dios creó a este ser angelical. 


Lo curioso es que tanto la comunidad científica como la Biblia, con base en los hallazgos arqueológicos, coinciden en que los primeros instrumentos musicales fueron los tambores y las flautas. Tales instrumentos musicales son representativos de dos familias de instrumentos: Percusión (tamboriles) y Vientos (flautas). La siguiente pregunta que surge es: ¿Qué pasó con los instrumentos de cuerda? La respuesta se puede encontrar en otro texto bíblico que hace referencia también al mismo suceso épico y cuya profecía esta también dirigida al rey de Tiro.


En el libro de Isaías capítulo 14 se puede encontrar la familia que faltaba:

Isaías 14:11 Descendió al Seol tu soberbia y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama y gusanos te cubrirán. 12 ¡Cómo caíste del cielo, Lucero, hijo de la mañana! Derribado fuiste a tierra, tú que debilitabas a las naciones.


La familia faltante era la de las cuerdas representadas en el texto como arpas. Es interesante resaltar que estos tres instrumentos nunca han entrado en desuso y por el contrario se han mantenido vigentes hasta el día de hoy. Todos los instrumentos musicales son descendientes del tambor, la flauta y el arpa incluyendo los instrumentos electrónicos y digitales que podemos utilizar actualmente.


EL PRIMER HOMBRE, JUBAL (BISNIETO DE CAÍN):

El texto bíblico da también el nombre del primer músico de la Humanidad; en el libro de Génesis capítulo 4 se relata una visión del origen de la Humanidad y puede evidenciarse como poco a poco el hombre fue orientándose a realizar diferentes oficios; uno de ellos fue la música: 


Génesis 4:21 Y el nombre de su hermano fue Jubal, el cual fue padre de todos los que tocan arpa y flauta.


Según el texto bíblico el primer músico se llamaba Jubal y fue el inventor de la flauta y el arpa. La palabra en hebreo es uggáb (5748) que se traduce como órgano o pífano, tal vez haciendo referencia a un instrumento de caña o de lengüeta o incluso a una serie de cañas de diferentes tamaños unidas entre sí.


Con respecto al arpa descrita en el mismo texto en algunas versiones se le denomina lira o cítara que es también una versión pequeña del arpa que conocemos ahora. Este tipo de instrumento musical variaba su número de cuerdas que oscilaba entre cinco y diez cuerdas (decacordio) en hebreo asór:


Salmo 33:2 Aclamad a Dios con arpa; Cantadle con salterio y decacordio.


DAVID, INVENTÓ INSTRUMENTOS MUSICALES:

y sus parientes, Semaías, Azareel, Milalai, Gilalai, Maai, Natanael, Judá y Hananí, con los instrumentos musicales de David, hombre de Dios. Y el escriba Esdras iba delante de ellos.

Nehemías 12:36 


LÍDERES Y GENTE OCIOSA:


¡Ay de los reposados en Sion, y de los confiados en el monte de Samaria, los notables y principales entre las naciones, a los cuales acude la casa de Israel! Duermen en camas de marfil, y reposan sobre sus lechos; y comen los corderos del rebaño, y los novillos de en medio del engordadero; gorjean al son de la flauta, e inventan instrumentos musicales, como David; beben vino en tazones, y se ungen con los ungüentos más preciosos; y no se afligen por el quebrantamiento de José. Por tanto, ahora irán a la cabeza de los que van a cautividad, y se acercará el duelo de los que se entregan a los placeres.

Amós 6:1,4-7


Me amontoné también plata y oro, y tesoros preciados de reyes y de provincias; me hice de cantores y cantoras, de los deleites de los hijos de los hombres, y de toda clase de instrumentos de música.

Eclesiastés 2:8 


POR LO TANTO, LOS INSTRUMENTOS PUEDEN SER USADOS PARA GLORIFICAR A DIOS Y BENDECIR A LOS HOMBRES O COMO EDONISMO Y BÚSQUEDA DE PLACER FUERA DE DIOS.


3) Antonio Stradivari 


El más famoso luthier de la historia nació en 1644 en la ciudad de Cremona, Italia. 

Cremona es la capital mundial de los lutiers por su historia en el oficio: los Amati, los Stradivari y los Guarnieri son de allí.


Stradivarius firmó su último violín a los noventa y dos años de edad. A partir de 1730, muchos violines fueron firmados Sotto la Desciplina d’Antonio Stradivari F. in Cremona, y fueron probablemente hechos por sus hijos, Omobono y Francesco. Se ha llegado a pagar más de 3 millones de dólares por un Stradivarius.


4) EL SECRETO DE LOS GRANDES LUTIERS:

1) El trabajo de fina ebanistería (Jesús es el carpintero).

La clave de su oficio era la paciencia, pues a veces era necesario sazonar la madera durante diez años.

El violín de Cremona es la perfección misma. Las catedrales góticas y los relojes finos, son obra de muchos hombres; el violín es creación de uno solo. Deben tocarlo y acariciarlo dedos capaces de arrancarle sonidos que evoquen la voz humana con la lengua del espíritu. Es un triunfo de la física, la química, las matemáticas y aquella pasión barroca que se abrió paso en el renacimiento clásico como síntesis del intelecto y la emoción.

2) Es obvio que buena parte del secreto reside en las maderas con las cuales fueron construidos. Primero, fueron maderas de la región de Cremona cuya calidad y dureza fue el resultado de un periodo de intenso frío que azotó Europa entre 1645 y 1715, maderas que Stradivari personalmente escogía en sus frecuentes salidas al campo. Además, se sumergían en productos por años para que se abriera el poro y que sonaran mejor. (El trabajo de Dios usando las circunstancias y el trabajo en el taller del Lutier, la iglesia).

Los científicos Lloyd Burckle, de la Universidad de Columbia y Henri Grissino-Mayer, de la Universidad de Tennessee, han propuesto una novedosa explicación para comprender el porqué los famosos violines Stradivarius, así como algunos otros construidos a finales del siglo XVII y principios del XVIII, son superiores en cuanto a sonido. Para estos dos investigadores, podría explicarse teniendo en cuenta el clima que imperaba en Europa y quizá en buena parte del mundo entre los años 1645 y 1715.


Conocida como el Mínimo de Maunder, esta era se caracterizó por una notable escasez de manchas solares y por una reducción de la actividad de nuestra estrella. Ello propició un considerable declive en las temperaturas que ha sido bautizado como «Pequeña Edad del Hielo», un período de frío intenso que afectó sobre todo a Europa Occidental.


Los largos inviernos y fríos veranos durante este período de 70 años produjeron madera de lento y regular crecimiento, con anillos estrechos en los troncos de los árboles de los bosques europeos, propiedades muy deseables para la producción de instrumentos sonoros de gran calidad.


Stradivari nació precisamente un año antes del comienzo del Mínimo de Maunder. Él y otros fabricantes utilizaron la única madera disponible, de los árboles que crecieron durante esa era.


Burckle y Grissino-Mayer sugieren que la existencia de anillos estrechos en la madera no sólo hacía más fuertes los violines, sino que además incrementaba la densidad de la madera empleada.


Actualmente no existen las condiciones climáticas con las temperaturas que se produjeron en aquella época, y por lo tanto, la madera que emplean los mejores constructores de violines no posee las mismas características.

Joseph Nagyvary, profesor emérito de la Universidad de Texas, conjuntamente con Hwan-Ching Tai, de la Universidad de Taiwán, aseguran haber descubierto el misterio: las maderas, previamente a la construcción de los violines, eran sometidas a un agresivo tratamiento. El primero en hacerlo fue Andrea Amati, maestro de Stradivari, que las trataba con bórax, cinc y sulfato de cobre. Stradivari, su discípulo, prefirió, aseguran los científicos, sumergirla en una salmuera que contenía sal de cocina y potasio, tratamiento que obraría cambios en las condiciones físicas de la madera, que luego incidirían en el sonido soberbio inigualable de sus creaciones. Apenas a unas cuadras de distancia, en el taller de los Guarneri, la madera también era tratada, pero con aluminio, potasio e hidróxido de calcio; muy eficiente, pero a juzgar por los resultados, no tanto como la sencilla fórmula de Stradivari, que debía conseguir, sin el menor problema, en la farmacia más cercana a su casa.


Fuente:

https://www.semana.com/cultura/articulo/el-secreto-de-los-stradivarius-mucho-mas-que-maderas-en-salmuera-y-sonido-aureo/202100/?outputType=amp


3) Se las bañaba en barniz especial: se asegura que uno de sus componentes sería una resina llevada a Italia desde la selva del Amazonas. (La unción del Espíritu Santo).

De los componentes del violín, el más enigmático es el barniz, que preserva la madera y da al instrumento su belleza y su timbre de sonoridad propio. Cabe comparar el tono del Stradivarius al del oboe, a diferencia del Guarnieri dal Gesú, cuyo sonido se parece más al del corno francés. Y es que cada fabricante empleaba un barniz distinto. Se cuenta que Stradivari usaba, entre otros ingredientes, la llamada sangre de dragón, sustancia gomosa y roja obtenida del fruto de una palmera malaya que Marco Polo trajo del Oriente. Pero, ¿cuánto barniz aplicaba y en qué forma? ¿Mezclaba los ingredientes fríos, tibios o calientes? Estos secretos murieron con él.


Dicen de los Stradivarius: Alcanzaron la perfección que ha sido motivo de minucioso examen y estudio, particularmente en lo que atañe al fenómeno de la sonoridad. Sólo a sus violines se les reconocen las cualidades de todos sus predecesores en un solo instrumento: fuerza, dulzura, poder y expresión.


5) LO QUE HOY NOS QUIERE DEJAR CLARO EL SEÑOR:


1) ÉL ES EL GRAN LUTIER: NOS CREA PARA ÉL. SOMOS OBRA ÚNICA.

2) NOS SABE PONER A PUNTO Y TAMBIÉN REPARAR.

3) EL ESPÍRITU SANTO NOS QUIERO USAR. QUE PUEDA TOCAR A CADA UNO DE NOSOTROS, como usó a Lutero o a Martin Luther King.


Comentarios

Entradas populares

Los nombres de Dios en la Biblia (ordenados por orden de aparición)

Venciendo a Madián